"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

  Ultimas Publicaciones

jueves, 6 de diciembre de 2018

¡Tuxpan ilumina al mundo!

VARIEDADES

Por: Camilo Hernández.

El profesor, Ernesto Franco Cobos (✙), autor del libro titulado: “Tuxpan ilumina al mundo”, y quien como delegado de Turismo del Estado en la zona norte dio un fuerte impulso a esta hermosa tradición, nos habló en su oportunidad sobre los orígenes y la importancia de preservar así como fomentar el “Día del Niño Perdido” que se celebra cada 7 de diciembre; misma que se ha heredado de generación en generación y que hoy día ya es celebrada no sólo en Tuxpan, sino también en otras Ciudades.

Justo cuando sonaban las campanadas de la Iglesia Catedral de “Nuestra Señora de la Asunción” para anunciar el mediodía, inicia la entrevista con todo un personaje de Tuxpan que recopiló los antecedentes históricos y fotográficos sobre esta añeja tradición, plasmada en su libro.
“Se inicia aquí en Tuxpan, no hay una fecha exacta, pero surge con el paso de los misioneros hacia Las Californias, en esta ruta, por Temapache hasta llegar al Norte del país y ahí distribuirse”; explicó. 
Y entonces añade que “los misioneros que pasaron por este lugar comenzaron a celebrar uno de los pasajes bíblicos según San Lucas, la tradición se plasma de una manera muy tierna e interesante, un 7 de diciembre fue el inicio de algo que plasmaría en el corazón de las familias, esa alegría, la dicha de celebrar, que salieran los niños a recorrer las calles con sus carritos de cartón en busca de ese Niño Dios que todos llevamos en el corazón, iluminando con velitas colocadas en las banquetas, puertas de las casas, ventanas, y así fue que agarró tanta fuerza, con el impulso de las Autoridades”. 
Fue en ese instante que el también integrante del H. Consejo de la Crónica Municipal (QEPD), destacó el parquecito del Niño Perdido y la escultura que ahí se encuentra haciendo alegoría a esta tradición orgullosamente tuxpeña, obra lograda durante la Administración Municipal que encabezó Alfredo Huerta León. 

“La tradición del Día del Niño Perdido, a través del tiempo hemos constatado que se ha ido difundiendo a nivel nacional, y pues es algo que viene a dignificar y hacerla más popular cada día, el turismo queda impresionado en la forma que todos los niños y familias completas andan en las calles, y la alegría que imprimen este día que es una fecha muy importante, muy nuestra, tenemos aquí en Tuxpan un monumento dedicado al Día del Niño Perdido, una pieza escultórica elaborada por el maestro, Teodoro Cano, prestigiado escultor”; resaltó Franco Cobos. 
Al referirse a su libro que se edita en diciembre de 2002, y del cual se imprimieron 2 mil ejemplares, comentó que “surge espontáneamente, se me ocurrió enfocar la alegría que yo sentía cuando se encendían las velitas, empezamos a recabar datos y experiencias de algunas personas, otros escritores me ayudaron a escribir, por ejemplo el Lic. Leonardo Zaleta, y así fue como llegué a elaborar el libro ´Tuxpan ilumina al mundo´, el título de esta obra -muy modesta por cierto- me sirvió para describir la realidad que se vive cada 7 de diciembre en la Ciudad”. 
Quien fuera delegado de Turismo del Estado en esta región durante 23 años, además de un reconocido catedrático en el CETIS No. 111 -en el área de administración-, consideró de suma importancia que la tradición se vaya fortaleciendo año con año. 

“Esta tradición se ha transmitido en las nuevas generaciones que celebran iluminando las calles, haciendo algunas exposiciones en las escuelas, y con los carritos que no se trata de que sean comprados, sino que sean elaborados en casa, la finalidad es que la familia esté unida elaborándolos, originalmente de cartón, aunque ahora también utilizan madera, no es el caso que los compren, sino que se reúnan los niños con sus padres a elaborar el carrito que le han encargado en la escuela o que van a pasear el 7 de diciembre, y los más grandes con las lámparas que se hacen con un bote al que se le hacen huecos, colocándole una agarradera con una velita encendida adentro, y así es como anda paseando todo mundo en las calles del centro y colonias”; reseñó. 
Cerró diciendo que este espectáculo de encendido de velitas “es una tradición bellísima y se invita a toda la población dentro o fuera de Tuxpan a que participen en la fiesta del Día del Niño Perdido”. 

Al momento de la entrevista, el profesor, Ernesto Franco Cobos (quien lamentablemente falleció tiempo después) se encontraba acompañado por el cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García; ambos integrantes del H. Consejo de la Crónica Municipal, quienes a lo largo de los años han contribuido de manera decidida al rescate de los orígenes de Tuxpan, su cultura y tradiciones.



Día del Niño Perdido:
UNA ANCESTRAL Y HERMOSA TRADICION TUXPEÑA 

El antecedente histórico del "Día del Niño Perdido" se ubica entre los años 1754 y 1757. Se remonta a la promoción evangelizadora de los Frailes Franciscanos que pisaron estas tierras.

Los orígenes de la ancestral tradición se basan en el pasaje bíblico del Evangelio según San Lucas, capítulo II, versículos 42 al 52, que se refieren a lo siguiente: 

“Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de Pascua, y, cuando Jesús cumplió doce años, fue también con ellos para cumplir este precepto”. 
Al terminar los días de la fiesta, mientras ellos regresaban, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que José y su madre lo supieran. 

Creyendo que se hallaba en el grupo de los que partían, caminaron todo un día, y, después, se pusieron a buscarlo entre todos sus parientes y conocidos; sin embargo, como no lo hallaron, prosiguiendo su búsqueda volvieron a Jerusalén. 

Después de dos días lo hallaron en el Templo, sentado en medio de los Maestros de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían quedaban asombrados de su inteligencia y de sus respuestas. 

 Al encontrarlo sus padres, se emocionaron mucho y su madre le dijo: 

“Hijo, ¿Por qué te has portado así?, tú Padre y yo te buscamos muy preocupados. Entonces él le contestó: “Y ¡porqué me buscaban?, ¿no saben que tengo que estar donde mi Padre?. A pesar de su contestación ellos no comprendieron y juntos volvieron a Nazareth. 
La interpretación del pasaje bíblico trascendió y fue evolucionando hasta convertirse en el espectáculo escenográfico actualmente conocido, que es la iluminación con las velitas durante la noche del 7 de diciembre. 

Cabe destacar que antiguamente las familias tuxpeñas solían rezar el santo rosario junto con el encendido de las velitas, elevando al cielo las plegarias.

 ¡Gracias por el favor de su atención!
D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
“Cada semana un tema diferente”. 

(Fuente: Notitux)

lunes, 3 de diciembre de 2018

El Granma en Tuxpan antes de iniciar su histórico viaje a Cuba

Por: Salvador Hernández García 
Cronista de la Ciudad 

1.- EN LA PARTE SUPERIOR DE ESTA FOTO SE OBSERVA AL GRANMA CUANDO FUE VARADO PARA ACONDICIONARLO A LAS TAREAS AL SOLVENTAR EN SU PERIPLO HISTÓRICO DE LOS COMBATIENTES CUBANOS. 

ESTO OCURRIÓ EN LA VÍSPERA EN EL ASTILLERO DE EL MAESTRO DON PEDRO LOZANO (Q.E.P.D.) DONDE SE ATENDIÓ A SATISFACCIÓN LA TAREA DE REFERENCIA. 

2.- EL GRANMA EN SU MODALIDAD DE YATE DE RECREO ANCLADO EN EL MUELLE IMPROVISADO FRENTE A LA FÁBRICA DE HIELO DE LOS HERMANOS ALVAREZ. 

LA FOTO LE FUE TOMADA POR UN COMPAÑERO ESTUDIANTE AL JOVEN PREPARATORIANO ALVARO ZARDONI PERUYERO (Q.E.P.D.). 

OCASIONALMENTE Y POR CASUALIDAD EL GRANMA SIRVIÓ DE FONDO PERO EN AQUEL ENTONCES AÚN NO HABIA CONOCIDO LA FAMA. 

EN SU OPORTUNIDAD UNA COPIA DE ESTA FOTOGRAFIA SE LA HIZO LLEGAR ESTE CRONISTA AL GOBIERNO CUBANO EN UN VIAJE QUE REALICÉ A LA HABANA CUBA, A TRAVÉS DE QUIEN FUERA MI AMIGO, EL COMBATIENTE ALVEAR GUILLEN ZELAYA (Q.E.P.D.) QUIEN FUERA EL ÚNICO MEXICANO QUE PARTICIPÓ EN LA EXPEDICIÓN DE REFERENCIA.

El único expedicionario mexicano que partió de Tuxpan en el Granma

• Alfonso Zelaya Alger o Alfonso Guillén Celaya 

Por: Salvador Hernández García
Cronista de la Ciudad

Alfonso Zelaya Alger o Alfonso Guillén Celaya fue el único mexicano que partió de Tuxpan, Veracruz en la embarcación denominada  “El Granma” junto con el comandante, Fidel Castro Ruz, el “Che” Guevara y los demás idealistas cubanos que con las armas en la mano se aprestaban a combatir la nefasta tiranía de Fulgencio Batista.

A los 57 años murió en Chihuahua, durante una visita recolectando donativos escolares para los planteles cubanos del ramo. 

Nació en Torreón, Coahuila y fue Juarense por adopción, se codeó con los guerrilleros más osados de la época. Alfonso adoptó como nombre de batalla el de “Guillén Celaya” en honor a su tío, el poeta nacional de Honduras, Alfonso Guillén Zelaya.  
En el verano de 1986 conocí e inicié una franca amistad con Alger Guillén Celaya, quien en el curso de nuestro mutuo conocimiento y durante una visita didáctica que realicé a Cuba, fue quien personalmente me hizo el favor de atenderme, y entre otras actividades me corrió la cortesía de llevarme a conocer la terraza marina del farallón de la playa COJIMAR, donde resguardan los Cubanos como un ícono emblemático el restaurant y la mesa que utilizó ERNEST HEMINGHUEY para escribir su novela “EL VIEJO Y EL MAR”, haciéndome la distinción de sentarme en dicho sitio, cuyo protocolo sólo permite que se le conceda tal atención a determinadas personas. ¿Te acuerdas de esta anécdota, compadre -exalcalde de Tuxpan-, Manuel Pérez Martínez?.

Este pasaje viene al caso ante el sensible fallecimiento del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, el 60 Aniversario de la partida del Yate Granma de Tuxpan hacia Las Coloradas –Cuba-, además del hecho de que se llevó a cabo en fecha pasada un partido amistoso de futbol entre la Selección Nacional de Cuba y el equipo mexicano Santos Laguna, cuya sede es la Ciudad de Torreón, Coahuila; lugar donde precisamente nació este expedicionario del Yate Granma, quien fuera el único mexicano que participó en dicha travesía.

Vaya mi más respetuoso recuerdo para mi amigo Alger.

jueves, 29 de noviembre de 2018

La histórica visita del comandante, Fidel Castro a Tuxpan

(Fotos: Archivo del Cronista de la Ciudad, 
Salvador Hernández García) 

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández.

Vestido con su característica gorra y uniforme militar, sonriente y saludando, así se le vio al comandante, Fidel Castro Ruz -entonces presidente de Cuba-, en aquella histórica visita a Tuxpan para inaugurar el Museo de la Amistad México-Cuba en la congregación de Santiago de la Peña. 

Fue el 4 de diciembre de 1988, recuerda el cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García, al tiempo de mostrar una serie de fotografías exclusivas de aquel acto memorable cuando era presidente municipal de Tuxpan, Pericles Namorado Urrutia y en ese entonces Hernández García el primer director del Museo de la Amistad.

“Fue muy emotivo ese momento, por la circunstancia del pasaje histórico que se conmemoraba y por otro lado que se dio la feliz casualidad que Fidel Castro trajera como invitado especial al destacado escritor, Gabriel García Márquez, esa era una muestra que la revolución cubana estaba dando un ejemplo en vivo de su preocupación por la cultura al traer un invitado de ese nivel”; comentó en entrevista. 
También resaltó la presencia de otros importantes personajes, el entonces secretario de gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios; el gobernador del Estado, Dante Delgado Rannauro; el comandante cubano, Juan Almeida Bosque, de los expedicionarios, Alfonso Zelaya Alger o Alfonso Guillén Celaya –único mexicano que participó en la expedición del Granma-, René Rodríguez y Faustino Pérez, así como el embajador y cónsul de Cuba, entre otros funcionarios.

A raíz de ese encuentro, destaca el ahora cronista de Tuxpan que hizo amistad con los expedicionarios especialmente con Guillén Celaya.
“Posteriormente se estrechó la amistad en un viaje que hice a Cuba junto con otro personaje que había sido alcalde de Tuxpan, Manuel Pérez Martínez, atendiendo una invitación del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, fuimos oficialmente representando a Tuxpan, siendo magníficamente atendidos”. 
Y aunque siempre se anheló una segunda visita del lider histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz a este puerto, con su sensible fallecimiento ya no fue posible, aunque en algún momento había la esperanza de que se diera esa posibilidad, que volviera a pisar suelo tuxpeño o incluso que lo hiciera su hermano, Raúl Castro Ruz durante su mandato, pues existen grandes coincidencias, hay una gran hermandad entre Tuxpan y Cuba, la historia los une.

“Existe una carta escrita de puño y letra por Raúl Castro dirigida al almirante tuxpeño, Eduardo Bache Lorenzo, originario de Santiago de la Peña, quien en su oportunidad fue agregado naval en La Habana, donde dio clases, impartió conferencias y fue instructor en la Marina de Cuba, de ahí se hizo una gran amistad, y en esa carta le dice que los dos son marinos, uno por su formación académica y él por su travesía de Tuxpan a Las Coloradas, lo que refleja la gran coincidencia y fraternidad que hay entre Tuxpan y Cuba, por el hecho que también otro tuxpeño estuvo allá como agregado cultural que fue el finado, Demetrio Ruiz Malerva, y la presencia de Tuxpan sigue manifestándose en la revolución cubana”; finalizó, el cronista de la Ciudad. 

LA COINCIDENCIA DEL INICIO DE LA LUCHA REVOLUCIONARIA Y SU MUERTE 
(FIDEL CASTRO 1926-2016) 

Es preciso destacar que en el marco del Segundo Aniversario Luctuoso del comandante, Fidel Castro Ruz, se han llevado a cabo diversas actividades político-culturales en Cuba, que coincidieron con el 62 Aniversario de la Partida del Yate Granma de Tuxpan hacia Cuba y con ello el inicio de la lucha revolucionaria, dos hechos que se presentan justamente el mismo día, y que están plasmados en las páginas de la historia. 

"Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy, 25 de noviembre del 2016 a las diez y 29 horas de la noche, falleció el comandante en jefe de la revolución cubana, Fidel Castro Ruz. En cumplimiento de la voluntad expresa del compañero Fidel, sus restos serán cremados en las primeras horas de mañana sábado 26. La comisión organizadora de los funerales brindará a nuestro pueblo una información detallada sobre la organización del homenaje póstumo que se le tributará al fundador de la revolución cubana. ¡Hasta la victoria! ¡Siempre!"; el anuncio oficial ante su lamentable deceso. 
El 25 de noviembre de 2016, justo al cumplirse el 60º Aniversario de la fecha conmemorativa referida, el líder de la revolución que transformó Cuba falleció en La Habana a los 90 años de edad.

El 25 de noviembre de 1956, Castro que en ese entonces tenía 30 años de edad, junto con otros 81 expedicionarios partieron hacia Cuba en el Yate Granma, derrocando a la dictadura de Fulgencio Batista, a través de la lucha armada. 

Castro Ruz entonces se convierte en un hombre que fue líder de la lucha revolucionaria, gobernó durante casi cinco décadas (se mantuvo al frente de su país desde 1959 hasta 2006) y como si eligiera cuando morir, el mismo día de la fecha histórica para esa Nación hermana es cuando fallece, un hecho coincidente, no cabe duda que es un personaje cuyo nombre ha sido histórico en todo momento.
“La Fe de los Pueblos no se despierta con promesas, con teorías, ni con retórica; la Fe de los Pueblos se despierta con hechos, con realidades, con soluciones verdaderas”; una de las frases del comandante, Fidel Castro Ruz, ícono de la revolución cubana. 
*** Hasta el 4 de diciembre se extenderán las actividades en Cuba para conmemorar el segundo aniversario de la muerte del comandante, Fidel Castro cuyo pensamiento permanece vigente, llevándose a cabo veladas artísticas y diversos actos.“Fidel es hoy necesario y vital”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. Dicho homenaje concluirá en el cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, donde sus cenizas están depositadas en el interior de una gran roca de granito.¡Gracias por el favor de su atención!

D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
 “Cada semana un tema diferente”.

martes, 27 de noviembre de 2018

¡Tuxpan ilumina al mundo!

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.