"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 19 de septiembre de 2016

Crónica de una Diputación Federal anunciada

O…CUANDO SILVERIO R. ALVARADO 
METIO A TUXPAN EN EL ARCA DE NOÉ

Por: Salvador Hernández García
Cronista de la Ciudad
Una vez cicatrizadas las heridas dejadas en la topografía de Tuxpan por el paso de los ciclones “Hilda” y “Janet” y digerida la prematura desaparición física de Don Enrique Rodríguez Cano, sucesos ambos ocurridos en el cabalístico año de 1955., dio comienzo el principio del fin del grupo político nombrado como la VIEJA GUARDIA RUIZCORTINISTA, muy conocida a la vez con el humorístico remoquete de “EL ZOOLOGICO TUXPEÑO”, dado a que sus integrantes, depositarios del poder político de aquella época, eran identificados por detentar apodos faunescos, como fueron los casos de los señores José Fernández Gómez, Antonio Pulido Cobos, Marcos Durán Solares, César Garizurieta, Miguel López Lince, Vitelio Ruíz Gómez, Dr. Leonardo Silva, Julio Raquel Ruíz Garma, a quienes sus íntimos les llamaban, respectivamente: “El Sapo”, “La Leona”, “La rata Güera”, “El Tlacuache”, “El Cuino”, “El Gato Ruso”; “La Tuza” y el “Cucho”.
Al arribo del Licenciado Fernando López Arias a la Gubernatura de Veracruz, Tuxpan experimentó un telúrico cambio de 180 grados en su devenir político. Por uno de esos compulsivos caprichos del controvertido hombre de Jaltipan, el dirigente obrero Silverio Ricardo Alvarado, quien a la sazón ya cabalgaba a horcajadas sobre el lomo de la C.R.O.C., fue elevado a los más altos estratos, al grado de que la referida central obrera se convirtió en proveedora oficial de los Candidatos del Priismo-Gobierno a los cargos de “representación popular”, y tal influyentismo lo demostraron a nivel local, cuando se dio el caso de que simultáneamente llegaron a ocupar la Presidencia Municipal de Tuxpan, la Diputación Local y Federal de éste Distrito, a la vez que Silverio R. Alvarado lo fue Senador de la República.

Mientras tanto, Lázaro Vargas Segura, el aguerrido Tejedista se atrincheró en el Departamento de Asuntos Agrarios y de Colonización, que fue el antecedente de la Secretaría de la Reforma Agraria, en tanto que por otra parte entre los estertores de agonía del “Zoológico Tuxpeño” y los gemidos parturientos de la C.R.O.C., ocurrió que por inseminación Ruizcortinista nació a la vida política el Lic. Jesús Reyes Heroles, hombre de luces forjado en el más ortodoxo academismo, quien posteriormente proyectó su técnica en el arte de hacer política y arrumbó en el desván del olvido al político folklórico antañón, pintoresco y caciquil, y aunque hubo quienes se aferraron al clissé costumbrista y a los viejos moldes tradicionales, su cobertura  se redujo a nivel doméstico y desdeñosamente fueron tipificados como “Politicastros de agostadero”.

Tres años sopló en Tuxpan la brisa Reyesherolista empero para los antropoides locales pasó desapercibido y por supuesto desaprovechada, lo que desde luego a quien menos perjudicó fue al Magister Reyes, Heroles, quien por su parte continuó su carrera ascendente en la actividad política. Sus obras, El Liberalismo Mexicano y su Continuidad, la Iglesia y el Estado, Las Ideas Democráticas de México, Rouseau y el Liberalismo Mexicano, y muchas más del mismo corte, dieron pié para que en su turno un Presidente de la República lo calificara como “El Ortega y Gasset Mexicano”.
Pero a pesar de este oasis de cultura política, el zorruno Ozuluamense, Silverio R. Alvarado continuaba dominando el medio, empero por ahí asomaban ya César del Ángel Fuentes, Demetrio Ruíz Malerva, Manuel Pérez Martínez,  Inocencio Yáñez Vicencio, Genaro del Ángel Amador, Manuel Muñoz Ganém y el Pódium, por supuesto, el Máster Pericles Namorado Urrutia. 

¡Y llegaron los cabalísticos “Idus de Marzo”, y aparejado a ellos las calenturas nominativas por las Diputaciones Federales!, y al respecto de la correspondiente a la del Distrito de Tuxpan, una croniquilla de la época consigna lo siguiente: “Al margen de la natural inquietud de que se ha apoderado de la mostrenca fauna política local por pasar lista de presente y quemarle incienso y mirra al Mesías que está por arribar, se tiene que tan singular legión de pretensos aspirantes, muy, pero muy debajo de la tranquila superficie sobre la cual navegan, se encuentran librando una sorda lucha por ubicarse en lugares de privilegio, para que, cuando los jerarcas del partidazo den la voz de ¡Arrancan! por la carreras hacia las curules de Donceles, su ubicación les ofrezca mejores posibilidades para arribar a la meta”.

“Será a fines de Marzo cuando se conozca la identidad de aquel que teóricamente habrá de representar al Distrito de Tuxpan en el Congreso de la Unión, sin embargo aun cuando todavía falta un plazo relativamente largo para ello, se tendría que darle pábulo al rumor que circula en el sentido de que la lotería en cuadro grande beneficiará a la C.R.O.C.”.

“Ahora bien, si así ocurriera cabe preguntar: ¿De qué elemento podría echar mano la referida organización para seguir ostentando la estafeta curuleca?... sabido es que la “embriscada” C.R.O.C. está integrada por un pequeño ejército en el que a nivel local sólo tiene 2 generales: Silverio R. Alvarado y Jorge Gutiérrez Morales, ambos abrumados actualmente por el peso de sendas Diputaciones, y descontando a su “corneta de órdenes”. Toribio García Lorenzo, todos los demás son soldados rasos cuando no conscriptos, razón por la cual al ocurrir el hecho de estar impedidos los citados generales para ser nominados, se tendría que echar mano del citado corneta, Toribio García Lorenzo, sólo que se estima que este toro está muy tibio aún para la Plaza México, por lo que la opinión general se pronuncia en el sentido de que Toribio será “Out por regla”. Pero no se crea que nada más en la C.R.O.C. hace aire. 

En la decadente C.N.O.P., también reptan los ofidios cuyo corazoncito hace sístole y diástole, en este caso Rubén Guzmán Rodríguez y David Cordero Florencia, pero transterrados como están se duda de sus posibilidades, y sin embargo cabe hacer notar que haya tantos aspirantes entre los Cenopistas que si a la mitad de ellos se les ocurriera ponerse a jugar a “Doña Blanca”, agarraditos de las manos, para cerrar el círculo necesitarían un espacio semejante al tamaño del Estadio Local de Futbol”.

“En el caso de la C.T.M., el avocado sería indiscutiblemente el Sr. José Fernández Gómez, hombre del sistema, institucional, sólo que como político tiene “el gran defecto” de ser honesto a carta cabal y por añadidura sincero y noble hasta el suicidio. Don Pepe suele llamar las cosas por su nombre y para él la amistad es un culto, y este equipaje obviamente le estorba, de acuerdo como lo señalan sus antecedentes”.

“En fin que la caldera está en ebullición, y al margen de grupos, subgrupos, grupúsculos y grupillos, anda por ahí como “llanero solitario” Mario Marín, solo que sin “Silver” y sin “Indio”, llorando su triste pena como según Benny Moré lo hace “La Linda Magdalena”…En fin que las cosas están por decidirse en el transcurso de “Los Idus Marzo”. ¿Cómo se resolverá a fin de cuentas “el caso” Tuxpan?. Como lo hubiera dicho Confucio:  CHI-LO-SA, pero mientras siga existiendo el antidemocrático sistema del dedazo, resultaría ociosa la pregunta, pero, ¿No sería más saludable y hasta profiláctico que se le diera oportunidad a las bases del Partidazo invencible de seleccionar y elegir democráticamente a sus candidatos?. Se desea de corazón que así sea, pero a la vez se puede asegurar que ¡Así no va a ser! Por eso se adelanta que si el candidato a Diputado Federal por Distrito de Tuxpan surge de la C.R.O.C., LO MAS PROBABLE ES QUE Silverio le “enjorquete” al electorado a un arrinquín desconocido, venido de no sé dónde, ajeno al patio, y en tal caso ya pueden irse poniendo de luto permanente en señal de duelo por ellas mismas, todas las madres de Tuxpan, por no haber sido capaces de engendrar y darle formación a un TUXPEÑO con capacidad de y para representar a su Pueblo en el Congreso de la Unión, y hasta aquí la croniquilla de la época publicada en las páginas del interdiario LA TRIBUNA TUXPEÑA.

A final de cuentas se impuso la voluntad de la C.R.O.C., es decir de Silverio Ricardo Alvarado, quien incubó a un Diputado de probeta, jarocho de nacimiento invernando a la sazón en la Ciudad de Jalapa. Su nunca más recordado nombre fue, o es el de Noé Ortega Martínez, a quien “por disciplina”, los eunucos politicastros de Tuxpan, “como un solo hombre” se lo tragaron y lo digirieron y hasta lo defecaron, bajo el autohecho cívico-moral del “somos institucionales”, y mientras que los lacayos se disciplinaron, el Pueblo ofendido sólo tuvo que conformarse con jugar su papel de “masa amorfa manejable”, lo cual vino a llenar otra página vergonzosa en la picaresca dela historia de la política regional, dentro del capítulo de la “Crónica de una Diputación Federal anunciada”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.