"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 24 de abril de 2017

Tuxpan en el Primer Tercio del Siglo XX

ESCRIBE: SALVADOR HERNANDEZ GARCIA
CRONISTA DE LA CIUDAD

En el número 2, del volumen I, correspondiente al mes de Abril del año de I933, del Magazine "EL MUNDO GRAFICO" editado en la Ciudad de México, se publicó el artículo que a continuación transcribe y que expresa lo siguiente: "Tuxpan, en el estado de Veracruz, es una ciudad de poca importancia comercial como puerto marítimo, no obstante su caudaloso rio que desde su nacimiento lleva ya su nombre. La falta de canalización de éste en relación con su desembocadura en el mar, 10 hacen de ínfima categoría en el Golfo, y si a esto se agrega la apertura del Canal de Mojarras y el dragado de la Laguna de Tamiahua que la han convertido en tributaria de Tampico, se llegara a la conclusión de que por la apatía de los Gobiernos local y del Centre, no ocupe el lugar que legítimamente le corresponde y al que es acreedora por sus incalculables riquezas". 

"En sus fértiles bosques existen arboles corpulentos de maderas tan preciosas como el cedro rojo; abundando también el chico-zapote del que se extrae la resina cuya cocción produce el chicle; la caña de azúcar se cultiva con muy buen éxito, aunque por medios primitivos se elabora con su jugo el piloncillo; se cosecha la zarza-parrilla de estimado valor en la farmacia; tiene buena producción de cera y miel de abejas y, para no cansar, es importante centro de exportación de toda clase de productos del país". 

"Indudablemente que sería el primer Puerto de la Republica si a él se hubiese dedicado una poca de atención, pues situado como esta en la parte medianera del Golfo de México, y distante solo 368 kilómetros de ésta Capital, aventajaría con mucho a Veracruz y Tampico, que se encuentran separados de ésta misma Metrópoli por 473 y 969 kms. Respectivamente". 

"La fertilidad de sus tierras es notable; en la mayoría de esa región se levantan anualmente 2 cosechas, de riego y temporal como allá las llaman, siendo indispensable que los campesinos dediquen buena parte de su tiempo a la escarda de las milpas, púes de no hacerlo así la hierba impediría el crecimiento de las matas de maíz. A la vez es de admirarse como en esos sembradíos se da el frijol, enormes calabazas de Castilla; tomatillo y abundante cantidad de Chile piquín que constituyen los principales alimentos de los arrendatarios o medianeros y sus familias, junto con el pescado que extraen de los numerosos arroyuelos, esteros y del propio rio, así como de la cercana Costa y laguna. No escasean, además, los animales de caza, tanto de pluma como de pelo; y la sabrosa carne de venados, conejos, jabalíes, tórtolas, perdices y patos silvestres, forman también parte de su subsistencia”.

"La Ciudad posee 2 o 3 buenos edificios dignos de tomarse en consideración. Su traza es caprichosa y las calles que la componen bordean las faldas de los cerros/de la Cruz, San Fernando, el Campanario y la Atalaya, donde en abundancia crecen la limonaria, naranjos, limoneros y árboles de lima que en primavera la visten do novia y saturan las brisas con el olor de sus azares, semejándonos muchas veces que un sudario de nieve la cubre. 

De noche esos montículos se pueblan de cocuyos y luciérnagas que como diminutos foquillos se encienden y se apagan, pareciendo aquello una continuidad del estrellado cielo. No hay nada notable en cuanto a parques, templos o cementerios, pero causa admiración en el visitante, además de la belleza panorámica de la Ciudad, el llamado "Paseo de la Ribera", al bordo del caudaloso rio, con sus casitas sencillas, dentro de cuyas huertas, en rústicas mesas, se expenden platillos de riquísimos ostiones en su concha, extraídos en la madrugada de la cercana Laguna de Tampamachoco". 

"Carece de monumentos pétreos, broncíneos o marmóreos, pero con los ojos impregnados de poesía pueden verse en el extremo izquierdo de la Ciudad, casi en la parte más ancha del caudaloso río, un islote deshabitado que en un tiempo fuera criadero de aves de corral, y sobre el extrema derecho, camino a la desembocadura del repetido rio con el mar o sea la Barra, una imponente peña cuyo eco repite todo cuanto se dice en voz alta al pasar frente a ella". 

"El rumor del oleaje del mar, no obstante que doce kilómetros la separan de la playa, se percibe claramente en las noches tormentosas en que el fuerte viento del norte se abate sobre la costa. Sus crepúsculos son sencillamente maravillosos, al grado que cualquier pincel se resistiría a trasladarlos en los lienzos, y aún si alguien lograse copiarlos en todo su esplendor, quienes no han tenido la oportunidad de contemplarlos dudarían del colorido puesto en ellos".

"Si a todo lo anterior agregamos la vista que nos presentan las pequeñas casas blanqueadas al temple cuyos techos son rojos o negruzcas tejas y que desde la margen del rio que baña a la población, se ven en la orilla opuesta, frontera a la misma tras de las cuales se destacan corpulentos mángales, cocoteros y papayos, podré el lector formarse un pequeñísimo bosquejo de ese hermoso conjunto. Dicho poblado que oficialmente lleva el nombre de "Santiago de la Pena", es designado allá, por el otro lado, como "Cabellos Blancos" e indistintamente "Caballos Blancos", por los nobles brutos que de este color se percibían desde Tuxpan". 

"Parte de ahí el camino de herradura que conduce a la ranchería de Cazones, situada en las márgenes del rio de ese nombre, y que continúan a Nautla, Tecolutla, Papantla y Teziutlan, vía que antaño era las más rápida para trasladarse desde aquellos puntos hacia la Metrópoli, aunque existe otra vía por Chicontepec y Huayacocotla, para tomar el tren en la Estación "Tortugas". Igualmente existe otra bifurcación que nos lleva a los municipios de Tihuatlán y Castillo de Teayo, en cuya pueblerina plaza de éste último sitio existe un Teocalli en forma piramidal, con ochenta escalones de piedra, conservándose como un vestigio de la raza que pobló en épocas prehistóricas aquella región". 

"Punto hospitalario y comercial es Tuxpan, al grado de que sin que la pasión me ciegue por haber visto en esa Ciudad mi primera luz, puedo afirmar, sin temor de sufrir equivocación, que el turista encuentra una franca acogida y disfruta de un ambiente bello y familiar; en tanto que el comerciante logra efectuar buenas operaciones mercantiles". 

"Hoy un grupo de sus buenos hijos, los que en realidad se preocupan por el progreso de ella, estén empeñados en que la carretera trazada entre aquella Ciudad y ésta Capital se convierta en una realidad y salga del incalificable marasmo en que por la apatía de otros y de las/Autoridades se encuentra sumida”. 

"En cuanta oportunidad se ha presentado, he escrito en diarios de ésta capital y de los Estados, así como en revistas y suplementos ilustrados, sobre las bellezas de mi tierra y los enormes rendimientos que reportaría al Gobierno si se la dedicara una poca de atención al comunicarla, dando en ésta forma salida a su producción agrícola que, como antes digo, es envidiable por la fertilidad de sus tierras. Desgraciadamente aquello continúa

olvidado. Poco después, en Enero 15 de 1938, el Sr. Leopoldo Rosas Vite, publicaba en la sección "La Voz del Ágora" del importante diario vespertino de ésta capital "ULTIMAS NOTICIAS", la siguiente nota que Viene a robustecer lo antes expuesto: 

LA RICA Y BELLA REGION DE TUXPAN, ABANDONADA POR LOS GOBIERNOS

"Por medio de la prensa he tenido conocimiento de que el Presupuesto de Egresos correspondiente a la Secretaria de Comunicaciones y Obras Públicas, fue aumentado de manera considerable para el presente año, con el fin de impulsar la construcción de caminos en general". 

"Las arterias, carreteras y férreas son la vida de los pueblos, porque por ellas se pueden sacar o introducir los productos de primera necesidad que logran un abaratamiento de la Vida; además, los turistas tendrán oportunidad de conocer otros lugares pintorescos de los que solo tienen referencias por ahora, y si no concurren a ellos se debe precisamente a la falta de comunicaciones". 
"Entre los puebles dotados de bellezas naturales y riquezas, se encuentra el Puerto de Tuxpan, Veracruz, olvidado por todos los Gobiernos ignorándose su causa". 

"En reciente visita que hice al citado Puerto durante las vacaciones de diciembre pasado, quedé verdaderamente maravillado de sus dones naturales. Ah! no existe la miseria, todos los trabajadores del campo y de la Ciudad disfrutan de excelentes salarios. El plátano que es embarcado para el extranjero con grandes dificultades y daños de la fruta a causa del escaso calado de la barra (dos o tres pies a lo sumo) es una de las principales fuentes de riqueza, la otra es el petróleo y ambas explotaciones reportan buenas ganancias al Gobierno". 

"Si los nativos del lugar se dedican especialmente al cultivo del plátano, es por virtud de que dicha exportación significa para ellos las mejores ganancias, y se abstienen de sembrar maíz, frijol, arroz, papa, tomate y otros productos, se debe precisamente a que no pueden sacarlos por deficiencia de comunicaciones. La tierra es excelente y no es necesario el sistema de riegos, el cual se desconoce por completo". 

"Otra de las fuentes de riqueza es la pesca, que existe en abundancia en la hermosa Laguna de Tamiahua. El Gobierno por medio del sistema de cooperativas, bien podría establecer empresas empacadoras de mariscos". 

"Yo digo que el Puerto de Tuxpan ha sido completamente olvidado por todos los Gobiernos anteriores, pues si se le han pavimentado una o dos calles y construido un pequeño malecón, es debido a los esfuerzos realizados por una Junta vecinal llamada de "Caridad y Pavimentación", Institución que reúne fondos a base de festejos, porque ni de las Autoridades Municipales recibe ninguna ayuda". 

"Sabido es que el Puerto más cercano a ésta Capital es el de Tuxpan y si contara con vías de comunicación, los diversos artículos que ahí se producen beneficiaran tanto a los habitantes de esa población como a los de las regiones que toque una buena carretera. Por otra parte el turismo tendría otro lugar que visitar por los atractivos de sus baños de mar, la caza, la pesca, etc.” 

"El señor Lázaro Cárdenas, que estuvo en Tuxpan por el año de I918, cuando apenas su nombre figuraba entre los miles de oficiales del Ejército Mexicano, siempre fue bien apreciado en toda la región, de la que recogió buenas impresiones. Ahora, come Presidente de la Republica, bien puede hacer macho por esa hermosa y rica región petrolera”.

Quien reunió en su oportunidad el material informativo anteriormente transcrito, lo fue el multifacético hombre de letras Tuxpeño, Rafael Sánchez Escobar, quien en sus tiempos se destacó como periodista, escritor, poeta, político, músico y protagonista en el movimiento revolucionario. Él es el autor precisamente de la siguiente acotación al material referido. 

"Lo anterior lo he dicho yo infinidad de veces también, y es de lamentarse que, no obstante las promesas de libertad absoluta en el sufragio, el Distrito de Tuxpan, con rarísimas excepciones, haya estado representado en la Legislatura Local y en el Congreso de la Unión, por ciudadanos nacidos en Tuxpan, compenetrados de sus necesidades y amantes de su progreso y engrandecimiento. Cuando un nativo ocupa alguna de dichas curules todas las esperanzas se cifran en el que, a la postre, llegado al puesto, se olvida de lo que ofreció, concretándose a disfrutar la canonjía que en suerte le tocara. Hay que eximir de esto a los que ni siquiera en el mapa conocen a Tuxpan y resultan electos". 
"A la ardua labor desarrollada por nobles damas, es a lo -que se deben casi la totalidad de las mejoras de la Ciudad, puesto que hasta las propias autoridades poco se preocupan por la misma. Prueba de ello es el presente caso:"

 "Una Compañía Petrolera que deseaba llevar agua potable desde las chorreras de San Isidro hasta su Terminal de la Barra Norte, ofreció, hace años, dotar de tan preciado líquido a la población si se le permitía que pasara por ella la tubería. El Presidente Municipal sin fijarse en el beneficio tan grande que ello reportaría, creyendo que la empresa seria la gananciosa, contesté a la misma que si no se le daba cierta cantidad por dicha concesión, no otorgaría el permiso, a lo que aquella no dio la menor respuesta". 

"Los que no nos olvidamos un solo memento del solar nativo, y deseamos para él todo lo bueno, no obstante que vivamos lejos, continuaremos propugnando para que los Gobiernos dirijan sus miradas a aquella feraz región y la saquen del marasmo en que tan injustamente se le ha tenido”. 
"Ya no son los tiempos del General Díaz en que, por haber sido Tuxpan el último reducto de los Lerditas, siempre nos llamó ese dictador, "los rebeldes", no preocupándose en lo absoluto de Tuxpan durante su larga administración. Vino la bonanza petrolera... ¡Y la región siguió dejada de la mano de Dios! Justo es que ya ahora, todos unidos, luchemos hasta lograr ser oídos, máxime que el Presidente Cárdenas ha manifestado tener cariño y honda simpatía por éstos sitios en donde se le traté cordialmente, cuando ni siquiera sonaba en llegar al encumbrado puesto en el que se encuentra". 
"por otra parte cabe destacar -añade Rafael Sánchez Escobar antes de dar fin a éstos apuntes, que gracias a la iniciativa y constancia de la mujer Tuxpeña, la Ciudad ha ido poco a poco embelleciéndose, contrastante esa laboriosidad con la apatía del elemento masculino, y de las Autoridades que, como antes digo, Le depara casi siempre su mala suerte".
 "El "Grupo Femenino Tuxpeño Acción", tanto en Tuxpan como en ésta Capital, desarrolla un programa digno de tomarse en cuenta, propugnando por que no se abandone la construcción de la de la  importante carretera México - Tuxpan, así como por efectuar mejoras materiales en la Ciudad, y lo que ayer hicieron doña Celina Cordero viuda de Toledano, doña Olivita Morales viuda de Deschamps, doña Trinidad Morales de Pérez, doña Ninfa Lince de Ferrando, doña Celina Obregón viuda de Fernández, y otras más, en unión de mi querida madre, hoy lo prosiguen las profesoras y excelentes amigas, Marina Camacho viuda de Cos y Genoveva Galindo viuda de Ruiz, en compañía de Elvira Basáñez de Rejón y de otras estimadísimas damas y damitas que sería cansado listar". 

"Quiero dejar aclarado a la vez, que gracias a la bondad de mis excelentes amigos, el divisionario don Gildardo Magaña y don Jesús Ceja Barajas, progresista Gobernador Constitucional del bello Estado de Michoacán, y al competente jefe de la Oficina de Licencias del Departamento del Distrito Federal, respectivamente, que me han proporcionado un modesto empleo, así como a la desinteresada ayuda de contados paisanos que, por modestia me han pedido que guarde en reserva sus nombres, puedo rendir a través de mis escritos, este humilde homenaje a mi bella tierra...!TUXPAN!, agregando la esperanza de que si éste trabajo logra tener aceptación, con el producto económico que pudiera obtener haría la impresión, por ser oportuno, de mi libro "Los DRAMAS DEL PETROLEO", trabajo en el cual aporto datos sobre la explotación de la que fueron objeto los dueños de parcelas y de los crímenes que se cometieron con tal motivo". 

"Igualmente agradezco al Gobierno del Estado de Veracruz, a cuyo frente se encuentra el laborioso jurisconsulto, don Miguel Alemán, su bondadosa oferta para que en la imprenta del Gobierno se editara éste mismo libro, lo que ya no me fue posible dado a que ya había principiado su edición en ésta Capital, y a mis buenos amigos de Tampico el simpático Puerto de cuya fundación fue Secretario mi bisabuelo, el Notario Público don Juan de Escobar, -que por conducto de mi primo, José A. Santillana hijo, me favorecieron con sus anuncios, ello hizo posible la edición de éste libro. México, D. F. Enero del año de I938. Rubrica. RAFAEL SANCHEZ ESCOBAR".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.