"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

jueves, 27 de julio de 2017

Aquel incendio del antiguo Mercado de Tuxpan…

VARIEDADES

Por: Camilo Hernández.

En el área donde hoy día está ubicada la Presidencia Municipal hace muchos años se encontraba el Mercado, ahí en pleno “corazón” de Tuxpan, donde un dantesco incendio cambió el rumbo de la historia de la zona centro.

“Desde la madrugada del día 26 de enero de 1946 las campanas de la Iglesia de ‘Nuestra Señora de la Asunción’ no dejaron de sonar a rebato, alertando a la población del voraz incendio que estaba consumiendo el Mercado Municipal, sin que se pudiera controlar”; precisó el cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García.
Explicó a detalle que el incendió comenzó desde la céntrica calle Garizurieta y se fue extendiendo, arrasando con todo. Se dijo en ese entonces que muy probablemente el incendio habría iniciado en un local denominado “El Volador”, donde se vendían cuetes -pólvora-.

En aquel antiguo Mercado se expendían todo tipo de mercancías, y en esa misma zona se encontraban la cárcel preventiva, la inspección de policía y una representación judicial del gobierno del Estado, mencionó la fuente consultada.

Tras el incendio que acabó con todo, inmediatamente después se construyó un Mercado provisional -galeras de madera con techo a dos aguas-; mismo que se utilizó como tal en un término aproximado de 9 años, hasta que cambió de lugar a donde se encuentra actualmente.

Es así como a raíz del lamentable incendio, donde se quemaron todas las mercancías de los comerciantes y que años después ya no se consideró funcional el Mercado provisional, se cambió a un par de calles adelante, entre Pípila, Juárez y Genaro Rodríguez con vista frontal hacia al bulevar Independencia –río-, donde hasta nuestros días funciona éste que es hoy por hoy el principal Centro de Abastos de Tuxpan.

Al mismo tiempo que el nuevo Mercado se construía el Palacio Municipal cuando era alcalde, Emilio Ignacio de la Huerta Rosales, fue en su trienio cuando se edificaron ambos, y desde entonces sólo se han remodelado, pero continúan en el mismo sitio.

En ese tenor, el cronista de Tuxpan expuso que en el lugar donde se construyó el Mercado Municipal antes había una vecindad que era en colectivo habitacional y a su vez de comercio.

Fue entonces que el 10 de noviembre de 1956, siendo presidente de la República, Don Adolfo Ruiz Cortines se inaugura el Mercado Municipal de Tuxpan que hoy conocemos y que lleva el nombre de “Don Enrique Rodríguez Cano”. La obra se construyó gracias a la Junta Federal de Mejoras Materiales que presidía el ingeniero residente de apellido Fano Rubio.

A la fecha el Mercado Municipal lo conforman 168 locatarios, y ya tiene de vida útil 60 años en el primer cuadro de la Ciudad, por lo que ha sido objeto de varias remodelaciones ante el deterioro del inmueble por el paso del tiempo. 

Y si bien es cierto que a fin de resolver temas como el de la vialidad y darle una nueva imagen a la zona centro de la Ciudad, en algún momento Autoridades Municipales han llegado a contemplar proyectos de cambiar el Mercado a otro punto; es un hecho que éste le da vida comercial al “corazón” de Tuxpan, y forma parte emblemática de la “postal urbana”, siendo cotidianamente visitado tanto por tuxpeños como por turistas que arriban al puerto.

*** Hay hechos que han impactado en la memoria colectiva, y que por ende siguen siendo recordados por gente de la época o por aquellos familiares -padres a hijos- a quienes les contaron esas vivencias, y justamente el haberse quemado el antiguo Mercado es uno de ellos, ya que podría uno imaginarse la magnitud del pavoroso incendio visto desde diversas partes de Tuxpan al estar en un céntrico punto, y ni qué decir de quienes sufrieron las pérdidas materiales incuantificables.



La gráfica anexa muestra el desolador aspecto que presentaba dicho centro de abastos ante el voraz incendio, el cual de inmediato fue reconstruido de manera provisional con tejabanes de madera.



Vista parcial donde se ubicaba en aquellos años el Mercado antes que se quemara, se aprecia un callejón donde a un costado estaban las oficinas gubernamentales (la ergástula municipal, una representación judicial del gobierno del Estado), y al frente en el lugar donde hoy se localiza el edificio Del Mar, había una botica-consultorio del Dr. Moreno. 




Las galeras provisionales funcionaron hasta fines de 1955, y como se aprecia en la foto, en la esquina había una tienda de abarrotes “La Nacional”, y a lado la fonda de “Doña Naty”, pionera en la elaboración de los bocoles y las estrujadas que hoy día podemos degustar. En aquellos tiempos, antes de que abriera su negocio Doña Naty -originaria de la Siempre Bella Tamiahua- le decían que no tendría éxito, pues las costumbres eran otras como tomar café con pan de dulce y otros platillos de la época; sin embargo, gustó tanto que desde aquel entonces surgieron los platillos típicos de Tuxpan que siguen conquistando paladares. 



El Mercado Municipal de Tuxpan “Enrique Rodríguez Cano” desde 1956, en la manzana formada por las calles Pípila, Benito Juárez, Genaro Rodríguez y la antigua calle Independencia -hoy día bulevar-. En la segunda foto el aspecto actual del lugar de referencia -donde estaba el Mercado que se incendió en 1946-, ahí se encuentra el Palacio Municipal y la Plaza Cívica. 


D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
“Cada semana un tema diferente”. 

Fotos y fuente: Cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.