"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 29 de enero de 2018

Apuntes sobre la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Por: Salvador Hernández García 
Cronista de la Ciudad

La Ley de Leyes de México que los Diputados Constituyentes redactaron y promulgaron en el año de 1917, fue el compendio de las experiencias adquiridas por aquellos esforzados luchadores sociales sobrevivientes del movimiento armado de 1910, cuyos anhelos de reivindicación y de igualdad social de todos los mexicanos tuvieron como fuente de inspiración los ideales de José María Morelos y Pavón, pronunciados en un siglo antes en el sentido de que:
LAS BUENAS LEYES SON SUPERIORES A TODO HOMBRE, Y LAS QUE DICTE NUESTRO CONGRESO DEBEN DE SER TALES QUE OBLIGUEN A CONSTANCIA Y PATRIOTISMO, QUE MODEREN LA OPULENSIA Y LA INDIGENCIA, Y DE TAL SUERTE SE AUMENTE EL JORNAL DEL POBRE, QUE MEJORE SUS COSTUMBRES Y QUE LO ALEJE DE LA IGNORANCIA, LA RAPIÑA Y EL HURTO.
En la Constitución Mexicana que es una nuestra Ley fundamental, desembocan todas las tradiciones políticas positivas de nuestra nacionalidad, y en sus artículos se pueden percibir, lo mismo el mensaje de Morelos recogido en él Decreto Constitucional de Apatzingan-Los Sentimientos de la Nación-Afirmando que la soberanía solo radica en el pueblo, así como también se puede encontrar el andamiaje orgánico que Miguel Ramos Arizpe y los legisladores de 1824 estructuraron para dar forma al Estado Mexicano como una República Representativa, Popular y Federal, según los moldes del acta constitutiva; destacan también las disposiciones del recio Liberalismo de los hombres de la Reforma que redactaron la Constitución de 1857  y después la enriquecieron para que incluyera junto a los derechos de la persona humana la libertad de creencias, ideologías políticas y la supremacía de la potestad civil. 

En su caso la constitución de 1917 fue la Alborada de un nuevo derecho. Extendió su manto tutelar a estructuras del campo social y económico nunca antes cobijadas en el mundo por normas de tan alta jerarquía. Tuvo la virtud de ser síntesis fiel de los ideales del Pueblo Mexicano,  y expresarlas como normas de gobierno y de conducta general. 

La obra de Carranza y de los Constituyentes de Querétaro marcó el despertar del México Moderno, y el pueblo encontró en nuestra CARTA MAGNA una fiel interpretación de sus anhelos, una certera respuesta a sus demandas y un instrumento efectivo para dar satisfacción a sus seculares necesidades. 

Nuestra Constitución fue hecha fundamentalmente por hombres del pueblo, por luchadores sociales que interpretaron los anhelos de los mexicanos, aquellos que habían forjado el movimiento armado reivindicador y lo tradujeron en preceptos de conducta social entre iguales. Muchos otros eran hombres ligados a los problemas del campo, modestos obreros o ardorosos revolucionarios, pero a pesar de no haber sido técnicos en la disciplina jurídica fueron ellos los que aportaron las luces más brillantes para que nuestra Constitución comprendiera todas esas normas inusitadas para su tiempo, que aseguraron el progreso social y el ímpetu constructivo del México Moderno. 

Lamentable hay sin embargo en el presente, mexicanos que ni siquiera han tenido a la vista un ejemplar de nuestra Carta Magna. Otros apenas si han ojeado sus paginas y por supuesto hay sin duda quienes la han leído completa, empero hace falta que todos los Mexicanos la conozcamos para saber lo que es y lo que significan sus disposiciones, y si no conocemos nuestros fines comunes e ignoramos los medios que constitucionalmente tenemos a nuestro alcance para lograrlos… ¿de qué manera podemos unir nuestros esfuerzos para crear dentro de un marco de derecho un País más justo y equitativo para todos los Mexicanos?. Para construir una casa se requiere un plano, un proyecto. Para transformar un país que en la práctica viene siendo la casa de todos sus habitantes, obviamente que también se requiere de un proyecto de Nación. 

De tal suerte que la constitución de 1917 es, entre otras cosas un proyecto del país que quisiéramos  y debemos construir en representación de las grandes mayorías de nuestro Pueblo. Ese proyecto, naturalmente ha ido cambiando y mejorando en varios aspectos, según lo viene exigiendo las nuevas necesidades y aspiraciones de esas mayorías, y ese proyecto de nación debe de recoger los acuerdos a los que hemos llegado a través de los años NUEVA SOCIEDAD que decíamos construir y sobre las normas que han de regular nuestra convivencia, y cuando sucede como en este caso que este proyecto expresa verdaderamente los deseos del  PUEBLO MEXICANO, de construir un país mejor para todos los Mexicanos, es cuando esos ideales y propósitos deben de unirnos para lograr una mejor Nación. 

Ser Mexicanos es algo más, mucho más que haber nacido en México, en esta tierra nuestra; ser Mexicano es conocer y participar en las aspiraciones y fines comunes y defender las conquistas que nos permita seguir siendo una Nación democrática libre e independiente; ser Mexicano es conocer nuestros derechos y obligaciones como individuo surgido del pueblo y por supuesto ejercerlos. Debemos de tener conciencia que así sea transitoriamente y en la modesta medida y proporción de cada uno de nosotros todos en colectivo formamos parte de la historia y, por lo tanto, para ser mas consientes de nuestra nacionalidad, debemos de conocer nuestra constitución. 

No podrá decirse que conoce a México quien desconoce lo que es su Constitución. Todos los Mexicanos la vivimos cotidianamente, nos beneficiamos de ella, disfrutamos en lo individual y en lo colectivo de las libertades que garantizan el orden público que la hace posible y participamos, gracias a ella con igualdad en la vida social, económica y política del País. 

México es lo que es su Constitución, porque esta representa la síntesis de sus luchas ancestrales, la vinculación final de sus esfuerzos, podemos debemos de penetrar en la esencia de sus preceptos, desentrañando sus raíces, redescubriendo sus propósitos y cumpliendo cabalmente sus mandatos. 

Y debemos de tomar en cuenta que si poseemos las garantías de estudiar, trabajar, expresarnos, criticar al Gobierno, reunirnos, transitar, residir, ser juzgados con apego a la ley; si tenemos el recurso en el juicio de amparo una tutela ante cualquier abuso o desviación del poder; si estamos en actitud de elegir libremente a nuestros gobernantes y representantes populares;  si podemos beneficiarnos de los frutos de nuestra inversión o nuestro trabajo; si nos encontramos protegidos por Instituciones de seguridad social y auxilio asistencial y si en resumen, gozamos de un amplio régimen de libertades, debemos de reconocer que todo esto se lo debemos a la rebeldía histórica del Pueblo de México que supo obtenerlo con sacrificio y que quienes participaron en el movimiento armado reivindicador, cuya lucha fue por ideales y anhelos comunes que supieron consagrar esas conquistas en la Constitución, y que para lograr sus objetivos originales, por los cuales murieron un millón de Mexicanos, debemos de estudiar y profundizar con tenacidad para penetrar en la esencia de la doctrina de la Constitución, desentrañar sus raíces, redescubrir sus propósitos y cumplir con sus preceptos.

A las nuevas generaciones corresponde, más que a nadie, el deber de prepararse con conciencia para realizar una obra en verdad creadora. Han recibido un país transformado por la evolución resultante de una revolución triunfante, que es dinámica y que no está dispuesta a desviarse. Las generaciones del presente están obligadas a serle fieles a las generaciones sucedáneas sin dejar de serle fieles a la patria, sustentados en los preceptos de una Constitución que todos estamos obligados a conocer a efectos de aplicar sus preceptos de forma integral. 

Así lo exige la Patria por la salud del México Moderno. 








0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.