"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 5 de febrero de 2018

Elector: Prepárate…

…y conoce las obligaciones y responsabilidades que deberá 
asumir el futuro diputado federal de tu distrito 
en su ambivalente condición de gestor y legislador. 

Por: Salvador Hernández García 
Cronista de la Ciudad. 

Es un secreto a voces que en cada nueva Comalapa de Diputados federales que trianualmente se instalan en 500 Curules para integrar el Congreso de la Unión, en su carácter de representantes populares; por lo regular en su gran mayoría, además de inexpertos carecen del conocimiento integral de la función legislativa, con el agravante de que tienen muy arraigada en su loca cabecita la peregrina ideota de que acceden al recinto parlamentario para defender los intereses particulares de sus Partidos postulantes, así como los personales de la camarilla cupular partidista que los promovió, por lo que a nadie debe extrañar que tan perverso costumbrismo de éstos padres conscriptos haya desplazado la naturaleza de la representación popular, que es su obligación primaria, de acuerdo con los textos Constitucionales, y este “vicio de origen” prácticamente ya se ha institucionalizado, entre otras cosas debido a que el común de la ciudadanía en su calidad de elector, no le exige cuentas ni le llama la atención a éstos omisos e hipotéticos representantes populares. 

Precisamente y suponiendo este columnista que a la falta de información se padece ésta situación, me tomé la libertad de hacer una recopilación del significado de la función Legislativa, estimulado por la sana intención de compartir el conocimiento del tema con los lectores que se interesen en la materia, mismo que expongo a renglón seguido. 

Existen dos sistemas Legislativos: El Unicameral y Bicameral. En el primero de ellos se encomienda a una sola Cámara que represente a los ciudadanos. 

En lo correspondiente al Bicameral, cabe citar como antecedente que este sistema nació en Inglaterra en el Siglo XIV cuando se crearon dos cuerpos Legislativos en que la Cámara alta o los Lores, representaban a la nobleza y a los terratenientes, y la Cámara Baja, o de los Comunes, al Pueblo. Tiempo después los Estadounidenses adoptaron dicho sistema y confirieron la procuración a la Cámara de Representantes y al Senado de los Estado. 

México adoptó el modelo Estadounidense Bicameral en su primera Constitución como País independiente, la Constitución de 1824. Esta Constitución depositó el Poder Legislativo en un Congreso General dividiéndolo en dos Cámaras: La de Diputados electos cada dos años por los ciudadanos y a de Senadores electa por la mayoría de os votos de las Legislaturas de los Estados, correspondiéndole dos Senadores a cada Estado, los cuales se renovarían por mitad de dos en dos años. 

En la tercera de las Siete Leyes Constitucionales de 1836, la Cámara de Senadores dejó de ser un órgano representativo de los Estados, reduciéndose a 24 sus miembros, los cuales fueron nombrados por Juntas Departamentales y no por las Legislaturas de los Estados, y se impuso que quienes aspiraran a ser Senadores tuvieran como ingresos o renta un mínimo de 2 mil 500 pesos anuales, convirtiéndose en un cuerpo elitista. 

En las bases orgánicas de 1843 se acentuó el elitismo de la Cámara de Senadores, al señalar que se compondría de 63 integrantes que tuvieran notorias rentas anuales o ingresos económicos, cambiando su forma de elección: dos terceras partes se elegían de los agricultores, mineros, propietarios, comerciantes o fabricantes, que tuvieran una propiedad raíz que no fuera menor a 40 mil pesos y una tercera parte la integraban eclesiásticos, militares y civiles, distinguidos, que serían nombrados conjuntamente por la Cámara de Diputados, el Presidente de la República y la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 

Con motivo de la transformación clasista del bicamerismo, en la Carta Magna de 1857 (Como ya se expuso) se suprimió la Cámara de Senadores, quedando la tarea Legislativa a cargo de la Cámara de Diputados. 

El Bicamerismo se intentó restablecer por Benito Juárez, cuando era Presidente de la Suprema Corte de Justicia, sin tener éxito. Pero fue hasta 1874, siendo Presiente de la República Sebastián Lerdo de Tejada, que se logró el objetivo de Juárez; en ese entonces la Cámara de Senadores se integraba por un representante de cada Estado y el Distrito Federal, y el mandato de los Senadores era por cuatro años, renovándose la mitad de esa Cámara cada dos años. 

En la Constitución de 1917 se aprobó el sistema Bicameral, durando en su encargo dos años los Diputados y cuatro los Senadores, hasta 1933 cuando se amplió su mandato cada tres y seis años, respectivamente. 

En la actualidad el Titular del Poder Legislativo de la Federación es un Congreso General dividido en dos Cámaras y su función primaria (No la única) es la creación de leyes. Estas se crean mediante un proceso que consta de seis etapas: 

INICIATIVA, DISCUSIÒN, APROBACIÒN, SANCIÒN, PUBLICACIÒN E INICIACIÒN DE LA VIGENCIA. 

INICIATIVA: El proceso Legislativo comienza con la presentación de una INICIATIVA DE LEY ante el Congreso de la Unión o General para su consideración. Las únicas personas facultadas para la presentación de iniciativas son el Presidente de la República, los Diputados y Senadores del Congreso y las Legislaturas de los Estados. 

DISCUSIÒN: En ésta etapa las Cámaras deliberan sobre las iniciativas para determinar su aprobación. Cuando la aprobación de una Ley no es exclusiva de una Cámara, se discute sucesivamente en ambas, salvo que se trate de Leyes sobre Impuestos, en cuyo caso se discutirá primero en la Cámara de Diputados. 

APROBACIÒN: Es el acto mediante el cual las Cámaras aceptan un proyecto de Ley y puede ser total o parcial. 

SANCIÒN: Es la aceptación de una iniciativa por el Poder Ejecutivo. Esta etapa es posterior a la aprobación de las Cámaras. 

PUBLICACIÒN: Es el acto mediante el cual la Ley aprobada y sancionada se da a conocer a quienes va dirigida, esto se hace mediante el DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÒN. 

INICIACIÒN DE LA VIGENCIA: Para que una Ley entre un vigor hay dos sistemas y el primero se llama SUCESIVO. Hache las leyes obligan y surten sus efectos tres días después en el DIARIO OFICIAL; además, se necesita que el plazo fijado, aparte transcurra un día más por cada cuarenta kilómetros de distancia o fracción que rebase los 20 kilómetros en lugares distintos del sitio en que se publiquen en el periódico oficial. El segundo es el SINCRONICO. Hache la Ley fija un día en que debe comenzar a regir, obliga desde ese día, siempre y cuando se haya publicado antes. 

Además de elaborar Leyes, el Legislativo tiene atribuciones jurisdiccionales si se trata de juicio político, el procesamiento del Presidente de la República por delitos de orden común y la declaración de Procedencia. También tiene atribuciones de carácter administrativo, pues puede aceptar nuevos Estados a la Federación: Posee control financiero sobre los créditos solicitados por el Presidente a nombre de la Nación e incumbencia en materia educativa, autoriza al Presidente para separarse temporalmente de su encargo, ausentarse del País o renunciar, y nombrar al Presidente interino o sustituto.
EL CONGRESO DE LA UNIÓN (COMO CONJUNTO DE LAS DOS CAMARAS TENDRA FACULTAD PARA LEGISLAR EN LOS SIGUIENTES RUBROS): 

I.- Facultades de organización para los tres poderes federales. II.-Tributarias. III.-Patrimoniales. IV.-Económicas. V.-Población. VI.-Educación y Cultura. VII.-Comunicaciones. VIII.-Salud. IX.-Comercio. X.-Defensa Nacional. XI.-Trabajo y Previsión Social. XII.-Jurisdicción Federal. XIII.-Coordinación de Seguridad Publica y XIV.-Puede expedir todas las leyes que sean necesarias para realizar las facultades antes mencionadas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.