"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 26 de marzo de 2018

Vidas políticas paralelas

* Manuel Maples Arce y Jesús Reyes Heroles

Por: Salvador Hernández García
Cronista de la Ciudad

Poco casi nada se conoce en Tuxpan de un Tuxpeño avecindado como lo fuera en su caso el Lic. D. Manuel Maples Arce, un polivalente, escritor, poeta, periodista, filósofo estridentista, pintor, ensayista, conferencista, diplomático y, por añadidura… ¡Político!..

Y en ésta última actividad transitando por tan escabroso camino, el joven Licenciado en Derecho, Manuel Maples Arce, se desempeñó en su oportunidad como Diputado Local por el Distrito de Tuxpan en la Legislatura del Estado, para más tarde pasar a ocupar la Secretaría General del Gobierno de Veracruz, cuyo Titular del Ejecutivo lo fuera el General Heriberto Jara Corona, quien más tarde, al separarse del cargo, fuera sustituido en forma interina precisamente por su mismo Secretario, el Lic. Manuel Maples Arce.

Pocos años después, cuando en su momento MMA se desempeñaba como Embajador de México en Canadá, recibió la visita del ameritado maestro Narciso Bassols, quien a nombre del Presidente de México, el General Lázaro Cárdenas del Río, trató de convencerlo para que se postulara al Senado de la República por el Estado de Veracruz, a lo que el entrevistado se negó respetuosamente a acceder bajo el argumento expresado al siguiente tenor: “No pienso volver a la política, porque mis experiencias anteriores que he tenido en esa actividad me han escarmentado”.

A partir de entonces y según su propia expresión…”Viajé mucho. A veces estuve en la orilla, otras en altamar. No pocas veces crucé los cielos del planeta. Fuí funcionario. Acumulé experiencias. Expedí visas. Hablé en público. Escribí libros y poemas. Me senté en la mesa de presidentes y Emperadores. Me acosté en el lecho de la belleza. A veces viví con vértigo y otras con lentitud. Estuve en el torbellino de la Segunda Guerra Mundial como diplomático en Europa. Tuve alegrías y penas. Luché en favor de los derechos del hombre y por la fraternidad mundial. Renuncié a la ambigüedad y nunca me escurrí por la tangente. Estoy hecho de materia y espíritu. Miro al pasado pero camino hacia el futuro. Hay un paralelo entre la política y la tragedia, en la amenaza de lo desconocido y en la desesperanza. Me precio, como diplomático, de haber destacado los más altos valores de la cultura mexicana, el progreso de nuestras Instituciones, el crédito de nuestro Gobierno, los rasgos característicos del espíritu Nacional y lo mejor de la sensibilidad y el genio de nuestro pueblo, sin olvidar cuando las circunstancias lo requerían, el planteamiento de nuestro derecho ante las voraces acometidas del imperialismo y el esclarecimiento de los graves asuntos de nuestra vida internacional”.

En su oportunidad, cuando en una de sus ocasionales visitas que Maples Arce realizó al terruño, se dió la coincidencia de encontrarse con el Lic. D. Jesús Reyes Heroles, quien a la sazón emprendía su ascendente carrera política, y de ese encuentro que por cierto tuvo continuidad, el Lic. Manuel Maples Arce nos da cuenta de un pasaje anecdótico en el cual se aborda el tema de la política, en los siguientes términos.  

“Por modo sucesorio me viene la amistad de Jesús Reyes Heroles. Su abuelo era amigo y cliente de mi padre, y su madre, Juanita, apenas dos o tres años mayor que yo, continuó esa amistad”.

“Con mucho celo y energía ella me prestó su colaboración en la obra de saneamiento y pavimentación de Tuxpan, emprendida durante mi gestión como Secretario General de Gobierno en Veracruz”.

“Inteligente, trabajador y apasionado de los libros, Jesús Reyes Heroles lo es también de la política, a la que considera hermosa. Sus ideales, a juzgar por lo que ha escrito son de noble moderación para buscar el camino de la democracia, por la vía de la Libertad. Las ideas expuestas en sus ensayos esclarecedores confirman sus deseos de encontrar nuevas y mejores formas cívicas para México. Me agrada conversar con él, pues su charla vivaz y franca dispone a la expansión.”

“Por lo que toca a la política, a mí me parece que ésta no es ninguna “DAME A LA LICORNE”, y tentado estoy de decirle a mi amigo…”

“Este País de pobres y cucaña, es también de la intriga y de la zapa. El político busca en la maraña, la chamba que acomódala a socapa”.

“…Es capaz de moverse como araña, despierto estar la sexenal etapa. Pescar a río revuelto con su caña, hasta zamparse la última zurrapa”.

“Sólo brizna heteróclita nos dejan, del chinchorro de argucias que manejan. Royendo un hueso y enseñando el cobre, a todo mundo miran displicentes, mientras la suave patria llora, sobre tantos millones de indigentes”.

“Tú , que en nada asemejas a sus sueños…¿Crees aún hermosa a la que sueñas?...”

Y añade Manuel Maples Arce “cuando la vejez nos advierte de la necesidad fatal del término. Ya Sor Juana me había prevenido con tiento retórico ante su retrato: ES CADAVER, ES POLVO, ES SOMBRA, ES NADA”.

“Así pongo final a esta vida escrita, inspirándome en el precepto de que una biografía necesita un cadáver. Y una autobiografía requiere de una persona que no haya muerto del todo. Después de todo, morirse es fácil, y no creo que constituya esto una dificultad para nadie”.

Por lo que a éste cronista respecta considero necesario hacer hincapié en que el antecedente material expuesto proviene del mismo personaje, y en lo elemental del tema que es la forma en que ambos intelectuales de la actividad política la practicaron en su oportunidad, cabría añadir que su ejercicio se basó en dos conceptos diferentes, pero simétricos y con toda la ortodoxia del caso, destacándose cada uno de ellos a su manera y en lo personal, como singulares protagonistas de esa materia en los más selectos escenarios nacionales, y por lo que se refiere al Lic. D. Jesús Reyes Heroles, podría empezar por citar al respecto de su relación con los grupos políticos locales, que en un comparativo tridimensional, el fue lo que podría considerarse como un “torero de plaza grande” que en su génesis como hombre público producto de la ciencia política de altura, cuando se vio obligado a incursionar en el medio político local, se vió en la necesidad de tolerar a los maletillas patieros de “Lienzo Charro”, y para ilustrar el particular se hace necesario recapitular al respecto. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.