"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

jueves, 12 de abril de 2018

Danzón en Tuxpan, ¡qué bien!...

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Qué gusto poder apreciar en la explanada de la Plaza Cívica a las personas de la tercera edad bailando danzón, con esas melodías que llegan al corazón. 

Y es que mientras en otros lugares como Papantla y el Puerto de Veracruz se fomenta la cultura del danzón desde hace muchos años entre las nuevas generaciones, y ni qué decir en Tlacotalpan donde está muy arraigado, en Tuxpan hace tiempo los bailadores se quejaban de no tener un espacio digno donde poder bailar los “domingos de danzón”. 

Afortunadamente el pasado domingo nos dio gusto ver que los adultos mayores bailaban los clásicos danzones, lo que también es “cultura” y recreación familiar. 

Este ritmo es un “arte”, saber bailarlo requiere de mucho aprendizaje y sólo los expertos dominan bien los pasos; por ello que llame mucho la atención de los turistas, al apreciar a las parejas que lo saben bailar mejor, lo que es digno de admiración. 

Rinden culto al danzón, nos dice una persona mayor, proponiendo que así como ocurre en otros municipios veracruzanos existan instructores y se otorguen cursos para la práctica de este baile muy antiguo entre niños y jóvenes, incluso aquellos adultos que quieran aprehender.

Porque el danzón es amor, pasión, una terapia, una tradición y una forma de vida para muchas personas. 

Además de fomentarse de manera firme y decidida a nivel internacional, este baile que llegó de Cuba a México por el Puerto de Veracruz y la Península de Yucatán hace más de cien años, se sabe que incluso sería propuesto a la UNESCO para ser considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Es preciso destacar que justamente en el Puerto de Veracruz se ha dado un fuerte impulso al danzón en los últimos años, no sólo a través de “las tardes de danzón” en el zócalo de la Ciudad, donde hay parejas bailando y otras que también son instruidas para practicar este cadencioso ritmo de origen cubano. 

Se recuerda -por ejemplo- un evento de gran relevancia cuando más de 130 grupos de bailadores de danzón de 25 diferentes entidades, asistieron del 21 al 24 de mayo al Fórum 2015 "Danzones en el Puerto", que organizó el Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón AC (CNIDDAC), con el apoyo del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y la Asociación de Hoteles de Veracruz. 

La fiesta fue amenizada por las danzoneras Acerina, La Playa, Chamaco Aguilar, Pregoneros del Recuerdo, Tres generaciones, La Charanga del Puerto, Orquesta de Música Popular Memo Salamanca, Alma de Veracruz y la México, junto con la agrupación Siglo XXI. 

En el Teatro de La Reforma se realizó la 17° Muestra Nacional de Danzón Veracruz 2015, con más de 300 parejas de diferentes entidades como Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, quienes se presentarán con Acerina del Distrito Federal, Tres Generaciones de Veracruz y Chamaco Aguilar del Distrito Federal. En la Plaza de la República, se efectuó la Cumbre Internacional de Danzón. 

Y en aquel momento también se hizo entrega del Premio Nacional a la Preservación y Difusión del Danzón en el World Trade Center (WTC) de Boca del Río.
De acuerdo a los antecedentes históricos “el danzón es un ritmo y un baile de origen cubano creado por el compositor matancero Miguel Faílde (1852-1921) por el año de 1879. Se derivó como resultado de la transculturación de la contradanza europea que llegó a principios del siglo XVIII por vía de las cortes españolas, por la toma de La Habana por los ingleses en 1762 y a finales del siglo XVIII por las migraciones de colonos franceses y de negros y mulatos de Haití a Cuba. Este baile de salón recibió una influencia mestiza en Cuba para crear una música criolla que se asentó convirtiéndose en el primer género surgido en La Habana. Su nombre se conocía de dos formas danza criolla o habanera cubana. Aunque mantenían el influjo afro en su ritmo, ahora poseían una mayor libertad expresiva que permitía a la pareja enlazarse con más sensualismo. La danza aumentó sus partes formativas y extendió su tiempo bailable, por lo que se le empezó a llamar danzón. Los instrumentos del danzón son el piano, trompeta, clarinete, flauta, timbales güiro, claves su popularidad 1900-1940, su fecha de origen segunda mitad del siglo XIX en Cuba. El danzón llega a México por el año 1890 a través de Yucatán y Veracruz, extendiéndose después a otras zonas. Reafirmó gran popularidad en México, gracias a la afluencia de músicos cubanos como la Orquesta Aragón, Benny Moré o Dámaso Pérez Prado.”: Fuente: Wikipedia. 
*** Los danzoneros reclamaban aquí en Tuxpan un espacio digno donde poder bailar, pues -según comentaron- ya no se les permitía en el parque Reforma y el lugar donde bailaban, poco antes del parquecito de los Niños Héroes (bulevar), era inadecuado, pero han vuelto al “corazón” de Tuxpan y eso merece un gran ¡aplauso!...Gracias por el favor de su atención. 

D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
“Cada semana un tema diferente”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.