"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 7 de mayo de 2018

La aventura del petróleo en la Huasteca y el ferrocarril Cobos-Furbero

SALVADOR  HERNANDEZ GARCIA
CRONISTA DE LA CIUDAD

Entre los años de 1900 a 1903. Los norteamericanos Percy Fuber y Arthur C.Payne, se organizaron al frente de una modesta Empresa constituida para realizar trabajos de exploración y explotación de mantos y pozos petroleros  susceptibles de ser localizados en las regiones de los Municipios de Tuxpan, (comprendiendo Cazones que todavía formaba parte de su superficie como congregación ) y Papantla siendo denominada esta como “Oil Fields of México Company”, la cual se encargó de realizar los estudios que se hicieron necesarios en su fase inicial, y que después continuaron  su curso progresivo sobre las vías de superficie, marítimas, carreteras y en su oportunidad  férreas , hasta ponerlas en condiciones para transportar los equipos de extracción de petróleo que se hicieran en esta zona, para lo cual instalaron sus oficinas administrativas en el Puerto de Tampico, Tamps., y pasado un tiempo con una extensión de estas que establecieron en el poblado de Cobos Municipio de Tuxpan, Veracruz.

En el mismo año de 1903, la compañía “Oil Fields of México Company”, ya fortalecida con capital proveniente de la Empresa Inglesa “Compañía Mexicana de Petróleo El Águila S.A. de C.V.”, propiedad del magnate Weetman Dickinson Pearson, adquirió tres equipos de perforación, uno de ellos con torre metálica y a los otros dos se les doto con torres de madera fabricadas en los aserraderos que previamente había instalado la “ Oíl Fields” en un lugar conocido como “ Minas de Cuba, Municipio de Papantla, cerca de Entabladero, en donde eran muy abundantes los productos madereros extraídos de las selvas aledañas.

Los equipos de referencia solo servían para perforar pozos a pocas profundidades con la barrena de golpe a pulseta. Todo este equipo se hacía llegar a “Minas de Cuba”  por la vía del transporte animal, una vez de que este era transportado desde Tampico por la vía del canal de navegación interior de Tamiahua-Mojarras-Tuxpan, para pasar después por Gutiérrez Zamora Hasta el poblado ribereño de Santa Rosa, frente al rio Tecolutla, desde donde era concentrado en el campo petrolero instalado en el citado Poblado de “Minas de Cuba” , y lo fatigoso y difícil de utilizar este medio de transporte dio origen dio a la idea de construir una vía férrea cuyo tendido se inició ese mismo año con una longitud de 82 Kilómetros, desde los muelles de Cobos hasta el campamento que más tarde fue conocido por el nombre de Furbero, por asociación con el nombre de Percy Furben, uno de los fundadores de la compañía.

En tanto se realizaban esos trabajos, otra vía adicional que se construyó fue tender una vía de 17 Kilómetros para cubrir la distancia de Entabladero hasta el Campamento de Furbero, una vez concluida esta se transportó por ella todo equipo y maquinaria que se hizo necesario, hasta que entró en operación la vía Cobos-Furbero.

Tal era la situación y condiciones prevalecientes en aquellos tiempos en los que la “OIL FIELDS OF MEXICO, COMPAÑY” realizaba sus trabajos de exploración y perforación en el subsuelo Norveracruzano, para la explotación de sus mantos aceiteros y fue así como dedicados a este propósito en el año de 1904, broto el pozo número dos, y sobre de este acontecimiento Don Silesio Capitanachi da cuenta del siguiente registro anecdótico: 
“Cuando la tripulación del pozo numero dos se dio cuenta de que este estaba próximo a reventar inmediatamente dieron aviso de ello al sr. Percy Furber, quien por esos días se encontraba en Tampico, y este, al recibir la noticia con la mayor rapidez se presentó en el pozo, pero mayúscula sorpresa se llevaron todos los presentes cuando en forma inesperada se vino en aceite, bañando a toda la tripulación así como al recién llegado, uno de los principales dueños de la Compañía, quien para su mayor desgracia fue quien más resulto bañado con el aceite, lo cual provocó las risas generales ya que Mr.Furber había llegado impecablemente vestido de blanco, con el traje de manufactura Inglesa y una cachucha de la misma tela y color, por lo que al observarlo en sus presentes condiciones un tanto irreconocible, muchos de los curiosos se acercaron a ver la novedad del aceite que brotaba, preguntaban sobre la identidad del señor que era nada menos que el señor Percy Fuber. Con la emoción de ver el pozo en producción ese día se celebró el acontecimiento con mucha alegría, hubo un convivio y el señor Furber se hizo famoso por su esplendidez tanto como la tripulación del pozo dos como los vecinos del lugar y de ahí nació la idea de ponerle el nombre de FURBERO al campamento petrolero que es el nombre con el que se le conoce hasta la fecha”.       
No obstante el citado pozo numero dos solamente producía cuatro barriles de petróleo diarios, a los dirigentes y accionistas de la compañía les levantó mucho el ánimo, y entraron inmediato en arreglos con los dueños de esos para adquirirlos en propiedad. Después de esta operación, la compañía “Oil Fields” instalo una estación de bombeo en Calichar  zona distante de 5 kilómetros del campo Furbero. Esta estación era de las más modernas y trabajaban esas bombas por un proceso de vapor que producían 3 calderas marinas. También se instalaron dos tanques para almacenar la producción del pozo de un  vapor de Furbero. En el que no se hizo necesario instalar una estación de bombeo ya que el aceite llegaba por gravedad a Calichar.

Con el pozo numero dos que ya a esas alturas había aumentado su producción continuaron con más brío las localizaciones en Furbero, mismas que se dieron con buenos resultados pero que a la vez excedieron el presupuesto  de la compañía, lo cual sin embargo no fue obstáculo para que la Empresa una vez terminada la construcción de la estación de Bombeo en Calichar prosiguiera con la construcción de otro Estación de bombas, a orillas del rio Cazones, a la altura del kilómetro 31 de la vía Cobos-Furbero, dicha estación fue proyectada para auxiliar en el bombeo a la barra de Tuxpan.

En la instalación de esta segunda estación de Bombeo, ocurrió un hecho que afecto en forma dramática a la compañía ya que más tarde se comprobó que su instalación no era necesaria, ya que bombeando desde Calichar llegaba muy bien la producción de aceite hasta la Barra Norte de Tuxpan, lo cual motivo que con este gasto inútil la “Oil Fields” se pusiera al punto de la quiebra, ya que por otra dicha empresa tenía que solventar los gastos de la construcción de la vía del ferrocarril Cobos-Furbero, y ante esa situación tuvo que acudir a su rescate el magnate petrolero Ingles Weerman D. Pearson, propietario de la compañía “ El Águila “, que cada vez más ampliaba sus interese en el seno de la “Oil Fields”, a la que finalmente termino por absorber, no sin que antes permitiera que esta última adquiriera en propiedad todos los terrenos susceptibles de poseer mantos aceiteros en sus subsuelos asentados en los Municipios de Tuxpan, Coatzintla y Papantla, comprendiendo la congregación de cazones perteneciente a Tuxpan por esa época hechos que ocurrieron en el transcurso de los años 1903 a 1910.

No resulta ocioso dejar aclarado que cuando se menciona Municipio de Tuxpan, Coatzintla y Papantla, se hace para facilitar su ubicación geográfica y su condición jurídica, empero vale citar que en el transcurso de los años que se mencionan, se dio la transición en ese sentido de que los Cantones de Tuxpan y Papantla pasaran a formar parte de nuevas denominaciones geográficas que dieron base a que al quedar disueltas como tales, a la integración de otros Municipios deslindados de los dos territorios Cantorales.
EL FERROCARRIL COBOS-FURBERO POR LA RUTA DE LOS KILOMETROS.- A mediados del año de 1902, la compañía petrolera extranjera “Oil Fields Of México Compañy” que desde finales del siglo XIX se había establecido en la región comprendida entre Tuxpan y Papantla, comenzó el trazo de la vía Cobos-Furbero, poblado este último ubicado en este último Municipio y nombrado así por asociarlo con el nombre de uno de los dos principales accionistas de la empresa Mr. Percy Furber.
        
Ya para principios del siguiente año se comenzaron a realizar los trabajos de terraplenado para el tendido de una vía férrea angosta conocida como Decauville, en un tramo de 82 kilómetros, que una vez concluida seria registrada como Ferrocarril COBOS-FURBERO. La obra de referencia corrió a cargo de los contratistas Emilio Mekel y Charles Mc Goy, y como capataz se contrató a un sargento del Ejército Nacional  de apellido Castillo, quien tenía bajo su mando a dos soldados que se desempeñaban como cabos de cuadrillas, habiendo quedado establecido la superintendencia de obras a la altura del kilómetro 31 del trazo ferroviario, sobre la margen derecha del rio Cazones, sobre el cual hubo necesidad de construir un puente metálico aunque ya con anterioridad de ello se había instalado la estación de bombeo.

Por lo  rudimentario de la maquinaria de aquella época, se tuvo la necesidad de superar los obstáculos que presento la naturaleza apelando a todo tipo de medidas que se fueron tomando sobre la marcha. Se perdió muicho tiempo para desecar las aguas estancadas que aun hoy en día se manifiestan en el lugar por ser estos terrenos de naturaleza cenagosa y como ya quedo expresado otro limitante lo constituyó la falta de maquinaria y herramientas apropiadas.

Al resistirse los lugareños a trabajar en dicha obra, sus constructores se vieron en la necesidad de contratar personal de las razas negra y china que traían de Tampico y hasta de los Estados Unidos de Norteamérica. Estos trabajadores disponían por toda herramienta con las palas, picos, canastos tejidos con bejucos que ellos mismos elaboraban, los cuales se utilizaban para transportar la tierra y el balastro a falta de carretillas a mano. El salario que la compañía cubría a cada trabajador era de $ 1.25 pesos diarios, por la jornada de trabajo que comprendía de 6 de la mañana a 18.00 de la tarde o sea 12 horas de trabajo.

Entre las contingencias que se presentaron, se destacó un accidente que se registró a la altura del kilómetro 17, el cual fue provocado por un individuo Norteamericano que actuaba como técnico; A este se le conocía únicamente por su apodo un tanto peyorativo de el “tiburón”. Este hombre tenía la mala costumbre de maltratar al trabajador mexicano y en cierta ocasión pateo en fea forma a uno de ellos, cuya reacción fue la de sacar un machete con el que le hizo un corte en el vientre a su ofensor, quien a su vez auxiliado inmediatamente fue conducido a Tampico para su atención médica. Como al mes de este suceso regreso el “tiburón”, completamente cambiado en su trato con los trabajadores, quienes con su humor negro de en adelante le cambiaron el apodo a la  “sardina”.

Los puentes que se construyeron a lo largo del tramo ferroviario, se hicieron con madera creosotada y maderas blancas en bruto, las cuales procedían de los Estados Unidos o de Inglaterra. A la altura del kilómetro 31, se realizó el armado y ensamble de un puente metálico que fue el de mayor longitud, mismo que se asentó sobre ambas márgenes del rio Cazones y que fue construido por el Norteamericano Martin de las Hass. Por otra parte en el kilómetro 34 se construyó el puente de madera más largo de todos los que se hicieron a través de los 82 kilómetros de la vía férrea. Este puente llevaba el nombre de “Xalapuxco”, pues tal es el nombre autóctono del arroyo que lo cruzaba.
        
En el año de 1905, llegó la vía angosta del ferrocarril Cobos-Furbero, al kilómetro 31 lugar donde como ya quedo explicado se construyó una estación de bombeo. Siendo esta su primera etapa totalmente concluida; al entrar en servicio el primer tramo de la referida vía, también quedo concluido el puente metálico que conecto a ambas márgenes del rio Cazones, fijándose en el lugar una placa metálica con una leyenda que indicaba la fecha de referencia, en la vía y puente empezaron a prestar servicio.

Los trabajos de prolongación del terraplenado y tendido de la vía continuaron pero al llegar al kilómetro 35 fue necesario perforar un cerro para abrir un túnel y para los efectos del caso pusieron a trabajar a una cuadrilla en cada extremo, hasta que ambas se encontraron en el interior de dicho túnel, viéndose obligados a perforar el núcleo rocoso a base de dinamita movimiento que los llevo 8 meses, tiempo que la Compañía “Oil Fields” aprovecho para no perder el tiempo construyendo el terraplén y tendido de la vía del campo de Furbero, lugar que quedaba en el kilómetro 82 y que comprendía el tramo final de la vía.

A esas alturas en el periodo comprendido entre los años de 1900-1908, las oficinas de la empresa “Oil Fields Of México Company” hasta el mes de Junio estuvieron instaladas en la ciudad Portuaria de Tampico Tamps., pero a partir de esa fecha fueron trasladadas a la Terminal de Cobos, comunidad comprendida en el municipio de  Tuxpan Veracruz, al ser inauguradas dichas oficinas fue asignado como gerente un extranjero de apellido Penn, quedando como su segundo Mr. Arthur C. Payne, como superintendente un señor de apellido Sonder y como cajero el Sr. C<rlos Thrumbold y como jefe de talleres el Sr, Ángel Peña.

En esa forma quedaron instaladas las oficinas de la Terminal de Cobos, las oficinas y casa habitación se construyeron en el lugar, todas de madera y fueron montadas en bases de madera creosotada. La oficina principal constaba de una planta baja y un piso superior. Todas con vistas al Rio Tuxpan, frente a sus muelles, para estas fechas  en el campo petrolero de Furbero donde se ubicaba la otra terminal del ferrocarril, también ya se contaba con un comedor que daba servicio al personal de confianza y técnicos Ingleses y Norteamericanos, pues el personal Mexicano, como siempre instalaba a campo abierta sus fogatas y sobre las tapas de acero de los barriles en los que se almacenaba el petróleo calentaban sus raciones de “lonches”.

Y en cuanto a la referencia a la inauguración de las oficinas de la “Oil Fields” en la terminal de Cobos puede añadirse que dicha compañía hizo gestiones previamente ante las autoridades Municipales de Tuxpan, cuyo jefe político del canton de Tuxpan lo era el Sr. Arturo Núñez, para que una vez instalados en Tuxpan se promoviera el establecimiento de la Aduana Marítima, lo cual por cierto no se hizo posible, empero cabe hacer notar que el interés que la compañía tenia en ese sentido era que tenía contemplado continuar el tendido de la vía desde “Palma Sola” hasta Beristaín Puebla, ya que la multicitada empresa abrigaba la pretensión de construir también una refinería en la terminal de Cobos, proyecto que tampoco se llevó a cabo, aunque cabe hacer notar que a esas alturas ya la “Oil Fields”, había sido absorbida por el gigante petrolero conocido como la “Compañía Mexicana de Petróleo el Águila”  del magnate Ingles Dickinson Pearson.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.