"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 2 de julio de 2018

Origen y desarrollo de las Ferias de Tuxpan

Por: Salvador Hernández García.

Suele decirse que cada quien habla de la feria según como le vaya en ella y veamos cómo le iba en esos festejos patronales a las generaciones antecedentes de Tuxpeños según, relato que hiciera al respecto el Sr. Eduardo Fagés que en su obra NOTICIAS ESTADÍSTICAS DEL DEPARTAMENTO DE TUXPAN.

“En esta villa cada 8 días se celebra un tianguis, o día de plaza el cual se presenta en un aspecto muy distinto al que ofrecen otros lugares. En el curso de la noche de los sábados,  multitud de embarcaciones cruzan y navegan por el rio provenientes de las rancherías ribereñas y de todas las milpas situadas en las márgenes de las lagunas, esteros y cuerpos de agua que se intercomunican, incluyendo algunos poblados distantes”.

“En número de hasta 200 o más embarcaciones los botes y piraguas que arriba, se colocan en el punto más próximo a la plaza principal, lugar destinado para la venta de los diferentes artículos que traen y comercian para el consumo doméstico”. 

“Por lo regular la villa de Tuxpan presenta un aspecto comúnmente triste e inactivo fuera de los días de tianguis y de los días de fiesta del mes de agosto, en los cuales se despierta el bullicio y la animación tras el arribo de estos milperos, quienes después de a ver vendido sus efectos, no pueden prescindir del consumo de agua ardiente que se venden y despachan en lo que llaman chicas”.

“Anualmente, en los meses de agosto y septiembre, se celebran una especie de ferias a las que concurren bastante gente proveniente de los pueblos vecinos y de otros más lejanos “.

“Esta feria considerada patronal debido a que es el aniversario de Nuestra Señora de la Asunción, se viene celebrando a partir del día 15 de agosto; algunos días antes los indígenas de la población y los habitantes de las rancherías colindantes se reúnen formando diversas comparsas para ensayar bailes, cada uno de los cuales lleva un nombre diferente y que significa, o bien la calidad del baile o la circunstancia de la fiesta que se hace”.

“El acompañamiento musical está compuesta por un pífano, un tamboril y el axayacatl o sonaja; estas comparsas suelen mostrar su monótona destreza tanto en el templo como en las plazas y en las calles”. 

“En el centro de la calle y plaza principal (N. de R. el lugar que actualmente ocupa el Palacio Municipal y la Plaza Cívica), lo mismo que en la mayor parte de las calles vecinas se levantan puestos y tiendas a modo de aduares, formando un cuadro en cuyo ámbito se practican los juegos, los dados, loterías, chuzas, ruletas, etc, que son lo que constituyen verdaderamente la fiesta”.

“Cada uno de estos juegos y puestos pagan un derecho de piso con arreglo a su clase e importancia y al espacio que ocupan, rematándose cada uno de los lugares con anticipación en subasta pública  para ingresar este producto en los fondos Municipales, deduciéndose lo que se invierte en la compra de fuegos artificiales que se queman durante la celebración de estas ferias cuya duración debe de ser de 8 días, pero que regularmente se prolonga por otros 8, y en algunos casos se extiende a las fiestas de septiembre. En las fiestas de este mes las costumbres son semejantes a las anteriores; la diferencia consiste en que las primeras son religiosas y las segundas son de carácter patriótico, las cuales tienen su apogeo los días 15 y 16 de septiembre”. 

Y hasta aquí lo narrado por el Sr. Fagés, pero aún hay más que añadir sobre este tema. 88 años después, en el año de 1940; según consignó en su oportunidad el Maestro D. Ramón H. Álvarez, a iniciativa del por aquel entonces Oficial Mayor de la Secretaria de Agricultura y Ganadería, Dr. Antonio Florencia, impulsor de este evento, se verificó la Primera Feria Regional, Agrícola, Ganadera e Industrial de la Huasteca, con la participación de un patronato constituido para el efecto el cual estuvo integrado de la siguiente manera: Presidente Propietario, Dr. Zózimo  Pérez Castañeda. Secretario, Lic. Ángel Mericio Toledo. Tesorero, Gabriel Alvares Foyo. Vocales: Primero, Adelaido Fonseca, Segundo, Gabino Hernández, Tercero, José Pérez López. Cuarto, Ricardo Fonseca. Suplentes: Dr. Andrés Villegas Miette, Lucano Castillo Quintero, Demetrio F. Osorio, José Amezcua, Efrén H. Dávila, Benjamín Avendaño y Manuel Lozano.

Con ese motivo fue lanzada la convocatoria respectiva dirigida a los ganaderos, agricultores, comerciantes y planteles educativos de la región Huasteca, para que concurrieran a la gran exposición y feria trayendo sus animales y productos agrícolas, industriales y trabajos manuales seleccionados, a efecto de concursar en el certamen de referencia y tener acceso a los premios a los que se hicieran acreedores, y después de exponer las bases que les servirían de patrón, se expresaban o se encarecía hacerlo del conocimiento de la colectividad,  y formulando fervientes votos por el triunfo de cada concursante dejando en pie un agasajo sincero para los Huastecos y demás visitantes a quienes se esmerarían en dejarles la esperanza de continuar con esta tradición en los años siguientes, estableciendo, de esta manera, una más perfecta intimidad y familiaridad en la región, para el bien de la economía Nacional, Estatal, Regional y Local, Merced al esfuerzo y férrea voluntad de sus hijos y terminaba con el lema siguiente: POR LA BELLEZA Y RESURGIMIENTO DE LA HUASTECA, incorporando a la vez una acta que decía: “LA GRAN EXPOSICIÓN Y FERIA TENDRÁ LUGAR EN EL PARQUE DEPORTIVO MILITAR DAMIAN CARMONA DE ESTE PUERTO Y LA FECHA FUE CONSIGNADA PARA EL DÍA PRIMERO DE JULIO DEL AÑO DE 1940”.

Se citaban para la verificación de esta primera gran feria regional la fecha del 10 al 20 de agosto del citado año bajo el siguiente programa: 

El primer día a las 21 hrs. Se echaran a vuelo las campanas de la Iglesia  y a la misma hora partirá del parque Miguel Hidalgo un grupo de corredores llevando antorchas encendidas y disputándose un premio para el primer lugar de quien llegue a la meta, la cual será la entrada principal del parque deportivo. En esos momentos dará principio en el salón exprofeso acondicionado en el propio campo el primer gran baile organizado por la H. Junta de Caridad y Pavimentación. 

El día 11 a las 9 hrs. Y con la asistencia de las Autoridades Civiles y Militares, Jefes de las Oficinas Federales, Estatales y Municipales, así como representantes de las Logias Masónicas, de agrupaciones obreras y campesinas y del pueblo en lo general, se llevara a efecto la inauguración de dicho evento. 

Prolijo resultaría exponer los detalles del caso, empero no resulta ocioso citar que entre las actividades que se llevaron a cabo en el desarrollo de este evento se destacaron las siguientes: conferencias sobre la campaña contra la garrapata; Conferencias sobre la importancia de la industrialización de los productos agrícolas para su mejor aprovechamiento; Conferencias sobre el combate de plagas y enfermedades de plantas y demostración práctica al respecto; Enseñanza práctica para desgarrapacitar ganado; Conferencia sobre la industria de la leche; Demostraciones prácticas sobre el uso de maquinaria e implementos modernos de agricultura, explicando su uso y ventajas; Conferencias sobre la organización de la producción agrícola.

El documento de referencia fue suscrito por el Comité de Festejos organizador de esa gran Feria y Exposición Agrícola, Ganadera, Comercial, Industrial y Educativa. Cabe destacar la oportunidad que se le brindó a la juventud estudiantil para exponer sus ideas a través de sendas piezas oratorias que en este caso corrieron a cargo de los bachilleres Pericles Namorado Urrutia y Adrián Villagómez H. 

En los años siguientes continuaron celebrándose nuevos eventos de esta naturaleza. La semilla había sido sembrada y fructificó en actividades guiadas por personas de buena voluntad, y los frutos económicos que estos festejos generaron fueron aplicados en beneficio directo del Pueblo en lo General, habida cuenta de que el pueblo por ley, es el titular de estas FIESTAS PATRONALES.

Años después se hizo presente una gran plaga contagiosa para el ganado, conocida como la FIEBRE AFTOSA, y esta epizootia  motivó a la suspensión temporal de estos eventos hasta que se completó su erradicación en el año de 1952, lo cual dio lugar a que a partir de ese año se reanudaran en Tuxpan las Ferias y Exposiciones Regionales.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.