"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 30 de julio de 2018

Profesor, José Luis Garizurieta “Educador y Periodista”

Recopilación: Salvador Hernández García
Cronista de la Ciudad

“Son mucho más las personas amadas que dejo, 
Que las que aborrecer debiera”
(José L. Garizurieta)

I.- EL MEDIO

Tuxpan, a la ribera izquierda del río de su nombre, es hoy un puerto de altura de 20,000 habitantes, a 12 kilómetros del mar, con muchísimos recursos de vida (minería, agricultura, ganadería, pesca, industria, comercio) pero el cual carece de facilidades para una existencia moderna pues no dispone de agua potable, salubrificación del clima, medios de extinción del mosquito, drenaje, vías fáciles de comunicación, etc.

Es posible que hace 80 años, en la época a que se contrae este estudio, Tuxpan no contará con 5,000 habitantes. Hacía 20 años que había pasado a ser parte integrantes del Estado, el Distrito cuya Cabecera radica ahí.

II.- LA EPOCA

El 19 de marzo de 1863 en Puebla se había iniciado el segundo tremendo choque entre 50,000 franceses esclavos de Napoleón el Pequeño rechazados el 5 de Mayo de 1862, y 25,000 mexicanos a las órdenes del General Jesús González Ortega.

La toma de la Ciudad no fue posible por los interventores, ni con uno, ni con dos ataques y hubo que sitiarla y luchar día con día para adueñarse de los escombros; y al fin de dos meses, la plaza no se rinde…¡se entrega sin condiciones!

La totalidad de los jefes cae prisionera; pero camino al destierro, muchos lograron fugarse para volver prestos a luchar contra los arteros y ambiciosos invasores, acreditando así que en esta Patria de Libres, prefiérase morir a ser esclavo. 

III.- JOSÉ L. GARIZURIETA

En ese medio y en esa época., nació hace 79 años, en la fecha citada, quien más tarde por el esfuerzo en el estudio habría de ser educador distinguido y viril periodista.

Los estudios primarios los efectuó en la hoy Ciudad de Tantoyuca, en aquella época más importante que el puerto y bajo la hábil dirección de los maestros Mariano Molina y Plácido Jerez.

Es de presumirse que al terminarlos, por el año de 1880, se dedicara algunos años a otras actividades propias de la región, pues siendo uno de los 26 alumnos del Primer Curso Normal, ingresó a esta institución en 1887, para graduarse en 1890, pues entonces se requerían 3 años y medio de estudios.

IV.- EL PROFESOR

Desde 1890 fue nombrado profesor de la escuela Cantonal de Tuxpan “Miguel Lerdo de Tejada” de la cual fue Director.

Su brillante actuación abarca unos 28 años, pues su fallecimiento ocurrió el 18 de agosto de 1918, a los 55 años de su edad.

En dos aspectos se revela la superactividad del señor Don José L. Garizurieta: Como Delegado a varios Congresos pedagógicos generales (1912) o del Estado 1915) y como Regidor en el H. Ayuntamiento de su Ciudad natal. 

V.- EL MAESTRO

Por su amor a la niñez revelado hasta sus postreras palabras: “Un grupo social después de mi familia, siento dejar: el grupo de mis discípulos de quienes me despido con el cariño de siempre les profesé”.
El maestro don Manuel C. Tello, refiriéndose al Profesor Don José L. Garizurieta, a cuyas órdenes trabajó, dice:

“José Luis Garizurieta fue un maestro, vivió para la Escuela más de cinco lustros y nunca dejó su profesión”.

Tuxpan, el puerto huasteco lo sabe bien.

I.- Niños, adultos, ancianos, vieron siempre en la escuela al querido, respetado y admirado luchador PEPE GARI, cuyas bondades eran tantas que bien valían una disculpa ¡Somos todos tan humanos!

VI.- EL HOMBRE

Fue un decidido luchador en favor de la niñez y de la sociedad de su tierra natal: un abnegado a quienes las penas no le abatieron: un convencido la causa escolar.

“Los Maestros – dice don Manuel C. Tello que laboraramos con Garizurieta conocimos su energía, su entusiasmo y su talento de pedagogo, pasando las penalidades de la vida de Maestro supo comprender y sentir los regocijos del educador; mirando más allá de la diaria tarea tuvo siempre su ideal escolar, ajeno a prejuicios y consagraciones, tuvo criterio sano y vigoroso y apartándose de todo egoísmo, dio puerta a sus pensamientos, dio cuanto pensó y regalo cuanto dijo…¡Ah y esto sin usar tono doctoral quizá gustó más de la sátira.

Y en tantos años de ser Maestro, contaba para que tomen los faltos de ánimo que nunca le faltó el pan para sus hijos”.

VII.- EL PERIODISTA

Un hombre así de ideas y de criterio propio, que alienta nobles ideales de redención, no podría limitar su obra a la escuela y por eso don José L. Garizurieta fue periodista de acción al fundar varios periódicos como “Nueva era” y “El Centinela”, y ser colaborador asiduo en muchos y en revistas. 

La tarea del Maestro presenta fuertes nexos con las tres actividades muestreasen la siembra y el cultivo; la Ciencia y el Arte; el materialismo y el Idealismo: la vida potente en sí que invita a poseerla por los mejor dotados.

Y quien en el Libro o en el Periódico estereotipa sus ideas supervive a través de la evolución desintegrada de su entidad corpórea. 

VIII.- EL FALLECIMIENTO

El Maestro, Periodista, el Hombre acción, murió prematuramente porque 55 años de edad para esa época no era el tipo de vitalidad normal: muchas de sus enseñanzas las malogró la ausencia de este mundo de ese potente espíritu.

El 18 de agosto de 1918, dentro de poco hará 100 años esa energía rindió su tributo a la tierra y una sociedad reconocida lamentó la extinción de su gran benefactor, a quien para fortuna ha hecho cumplida justicia al imponer a una de las calle del Puerto de Tuxpan, su glorioso nombre como tributo de gratitud por la brillante generación de maestros y de profesionistas que, al impulso de su fe en la Ciencia, en el Trabajo, en la Bondad surgió para gloria de esa Región semíabandonada, la Huasteca Veracruzana, que sin conocerla amamos por qué es y será siempre parte integrante de nuestro Veracruz.

(Fuente: Revista Jarocha)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.