"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 24 de septiembre de 2018

La Esc. Sec. y de Bach. “Prof. Manuel C. Tello” de Tuxpan

Material recopilado del archivo particular 
del C. Lic. PERICLES NAMORADO URRUTIA 
TESTIGO DE LA HISTORIA 
AL MASTER – P. ROJO DIAZ – 
CON RESPETO, ADMIRACIÓN Y CARIÑO. 

POR: SALVADOR HERNÁNDEZ GARCÍA 
CRONISTA DE LA CIUDAD. 

La Escuela Secundaria y de Bachilleres de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, que hoy lleva con orgullo el nombre del ilustre pedagogo veracruzano don Manuel C. Tello, es seguramente, el plantel de Enseñanza Media de más rancia prosapia y más prestigio en la Zona Norte del Estado de Veracruz y, sin incurrir en falsa modestia, podemos decir con satisfacción, que está colocado entre los primeros de la Entidad. 

Desde su origen, quedó trazado su destino bajo el imperio de un compromiso indeclinable: Nació del pueblo para entregarse sin reserva al servicio del pueblo. No es por lo mismo, una torre de babel para solaz de tipos exquisitos. Es, por lo contrario, un taller donde se forjan con suave firmeza, hombres y mujeres que han de tener los pies sobre la tierra y el alma prendida a los requerimientos de su tiempo. 

Creemos además, que difundir las incidencia de su origen, es de positiva utilidad, por cuanto pueda servir de ejemplo y experiencia vivida, en la creación de nuevos centros de enseñanza y de cultura, hoy más que nunca necesarios para acelerar el devenir histórico de México. 

Pese a las investigaciones que hemos hecho desde hace tiempo, no hemos podido saber de cierto, quién fue la persona que concibió la idea de que Tuxpan, tuviese una Escuela Secundaria, allá por el año de 1934, época en que la Huasteca Veracruzana permanecía ignorada, como hija bastarda de nuestra geografía, indigna de la atención de todos los gobiernos hasta entonces habidos. Lo comprobado es, que a convocatoria expresa del señor profesor Tomás Gallegos Viñas, entonces Inspector Escolar de la Zona, el 12 de julio de 1934 se reunieron en un salón de la Escuela Primaria “Antonia Nava”, varias personas –hombres y mujeres- identificadas por su entusiasmo y sus anhelos de progreso, y de esa junta, salió definido un plan de acción para crear la Escuela Secundaria, integrándose al efecto un Comité en la siguiente forma: Presidente, doctor Zózimo Pérez Castañeda: Secretario, licenciado Porfirio Ramos Romero; Tesorero, profesor Baltasar Hernández. Los profesores Francisco Rosas Tenorio, Petra Gamundi e Inés Salas Villagómez, fueron designados Vice-presidente, Pro-Secretario y Pro-Tesorero, y los señores Carlos Vega Ávila, Manuel L. Deschamps, Felipe Domínguez, Carlos Ochoa, doctor Álvaro Cuervo y Adelaido E. Fonseca como vocales. 

El aludido comité, se propuso alcanzar dos objetivos de inmediato: el consentimiento del Gobierno del Estado para la creación y reconocimiento oficial de la Escuela –para lo cual fue ayudado eficazmente por el diputado del Distrito al Congreso Local, el C. Josafat R Márquez- y la obtención de recursos pecuniarios para financiar el establecimiento y subsistencia de la misma –en lo que fué auxiliado por el Cuadro Artístico “Acción”, qué se dio a celebrar representaciones teatrales y por la Sociedad de Padres de Familia de la Escuela “Antonia Nava”. El 22 de septiembre de 1934, el Gobierno del Estado dió su anuencia para el establecimiento definitivo de la Escuela Secundaria y designó para que la dirigiera, al distinguido maestro don Manuel C. Tello, quien fue presentado primero a los miembros del Comité, en una sesión extraordinaria el día veintinueve del propio mes, y posteriormente al pueblo, en una velada literario-musical organizada exprofeso, que se llevó a cabo en el hoy desaparecido Teatro Álvarez, y en la cual, en sendas piezas oratorias los señores doctor Zózimo Pérez Castañeda, don Marino Tagle Aguilar, el profesor Víctor Amador González y el propio maestro Tello explicaron al público la trascendencia del evento. 

El 15 de octubre de 1934 empezaron las labores de la Escuela Secundaria, con un “Curso Transitorio” que se impartió en un salón facilitado por la dirección de la Escuela Primaria Superior Miguel Lerdo de Tejada. Fué el joven Héctor Bache Escabecho (q.e.p.d.) quien primero acudió a inscribirse como alumno. 

La inscripción de alumnos para el primer año lectivo formal, al iniciarse 1935, planteó de inmediato un problema insoslayable: obtener un local apropiado, sillas, enseres y el material escolar elemental. El comité contaba con sólo $526.00 y se necesitaban $10,680.00. Fue el pueblo de Tuxpan el que venció todas las dificultades sin ayuda de nadie, por eso hemos dicho que la Escuela Secundaria nació de él y a él le pertenece; pudo quedar establecida así en la casa ubicada en el número 33 de la calle Hidalgo de esta Ciudad, (hoy, esquina de las calles Juárez y Zózimo Pérez Castañeda). 

Integrar el cuerpo docente fue otro problema felizmente resuelto. El primer profesionista que acudió a ofrecer sus servicios, manifestando que renunciaba a percibir cualquier salario, fue el señor licenciado Homero Martínez Azuara que tomó a su cargo la cátedra de Civismo, y su ejemplo fué seguido por los señores doctor Zózimo Pérez Castañeda, ingeniero Gabriel Jiménez, doctor Julio Sosa Flores, profesor Cándido E. Montiel, profesora Inés Salas Villagómez, profesor Mariano Hernández, profesor Abdon Mabarak –que aún continúa presentando sus servicios con el mismo entusiasmo del primer día- quienes unidos al propio Tello como director, y a don Mariano Tagle Aguilar como secretario, completaron el primer cuerpo de profesores, que cumplió su cometido con entusiasmo, altruismo, e incluso con abnegación. 

La influencia de alumnos en el año 1937 sirvió para advertir a la Sociedad de Padres de Familia que el local adquirido en 1935 pronto iba a ser insuficiente, de ahí nació la idea de adquirir un edificio idóneo y propio. Una vez más se acudió al pueblo. Los alumnos salimos a las calles a vender acciones de $10.00 cada una, y, al fin y al cabo el 10 de julio de 1938 se estrenó una nueva residencia: la casa número 25 de la calle Hidalgo, comprada al señor Carlos Bock, ante la fe del Notario Público número 5 de este Distrito Judicial, que se ocupó hasta el año de 1961. La Escuela Secundaria evolucionó para ser también Preparatoria, bajo la guía e inspiración del maestro Tello en el año 1938. La primera Generación de alumnos que egresó de sus aulas, la integraron: Basilio Fernández Gamundi, Ignacio Tello, Héctor Gogeascoechea, Otilia Reyes, Esteban Vega Santander, Lucila de la Peña, Luz María Romero, Wilhelm P. Riis, Ana Shapiro, Antonio Chehín, Rafael López, David B. Muñoz, Dolores Herrera, Camila Cuervo, Ángel Ruiz S. Juan Gómez, Eva Díaz, Salvador Hernández, Guillermo Salas, Concepción Vega Santander, Ramiro Garcés. José Romo, René Pérez Cruz, Víctor Rosas, María Luisa Rosas, Pura Namorado Urrutia, Dolores González. Teresa Deschamps, Germán Fernández Gamundi y Felipe Llorente. 

Don Manuel C. Tello dejó al cabo de tiempo la dirección de la escuela, pero fue honrado por los alumnos con el título de “Director Vitalicio”. Fué sucedido por el profesor Luis Manuel Tello Bermúdez, a quien siguió interinamente el profesor Ángel Ruiz S. Esta es una relación suscinta de lo que podemos llamar el pasado de la escuela. 

El 15 de marzo de 1961, el señor licenciado don Antonio M. Quirasco, Gobernador Constitucional de Estado, me confirió el honroso cargo de dirigir la que ha sido siempre Mi Escuela. El 20 de octubre del propio año, tuve la oportunidad de declarar públicamente: “Yo no tengo la virtud de la modestia, pero tampoco el defecto de la presunción. Conozco mis capacidades y por lo mismo se cuáles son mis limitaciones. Sé de mis virtudes y conozco mejor mis defectos. De Don Manuel C. Tello aprendí la máxima de Terencio: soy humano y nada de lo humano me es extraño. Hay llamados, que nadie tiene derecho a eludir, de modo que sabiendo a conciencia que no soy idóneo para dirigir la Escuela –pues soy abogado y no maestro- acepté el alto honor de la designación, pobre de aptitudes, pero rico de buenas intenciones para prestigiar más nuestra casa de estudios como medio de hacerme más digno, más útil a mi pueblo, y perpetuar la obre benemérita de quienes me antecedieron en la dirección”. Mi objetivo fue enriquecer material y moralmente a la escuela, hacerla apta para sus fines, y elevar su prestigio no sólo entre los planteles similares de la zona, sino tratar de ubicarla dentro de los más destacados de la Entidad. 

Mi lucha se inició por lograr un edificio funcional construido expresamente para albergar la escuela, habida cuenta de que la casa adquirida en 1938, no sólo había resentido la acción inexorable del tiempo, sino que era ya insuficiente para acomodar a una población en constante aumento. 

En el seno del Club Rotario de Tuxpan, el doctor Gustavo A. Casián, lanzó la idea de pedir al Gobierno del Estado la construcción de un nuevo edificio para la escuela, con la decidida cooperación de ese grupo social, y tras múltiples incidencias la idea cristalizó. En el curso de 1962, el señor Presidente de la República licenciado Adolfo López Mateos, el señor Gobernador del Estado, licenciado Antonio M. Quirasco, y el Señor Rector de la Universidad Veracruzana, licenciado Fernando Salmerón, inauguraron el edificio que actualmente ocupamos con un costo $1.742.147.61, de los cuales $1.598.500.00 aportó el Gobierno del Estado; $83,500.00 los padres de familia con hijos en la escuela; $48,132.75 los miembros del Club Rotario y $12,014.31 el patronato que presidió el finado don Adolfo V. Kokke. 

De entonces acá, siempre con la ayuda inestimable de los señores padres de familia, hemos logrado lo siguiente: amueblar totalmente todas las aulas, construir dos canchas deportivas para basquetbol y Volibol, habilitar los talleres de carpintería, mecánica-automotriz, radio-electricidad, y labores domésticas (Cocina y salón de costura y bordado con máquinas de coser). 

La Sociedad de Padres de Familia entregó al Gobierno del Estado de Veracruz, la finca que ocupó la Escuela y que dejó al trasladarse a su nuevo edificio, para que ahí se construyera, como en efecto sucedió, un kindergarten, y el Gobierno la compensó con la suma de $70,000.00 que se destinaron a habilitar los laboratorios experimentales de Física y Química, que tuvimos el honor de inaugurar el 22 de agosto de 1964. 

Todavía falta mucho por hacer: gimnasio, auditorio, ampliación de talleres y laboratorios, y sobre todo más aulas, pero podemos decir satisfechos, que las necesidades materiales mínimas están cubiertas, no obstante, si este aspecto nos ha preocupado sobremanera, nuestros mejores esfuerzos han sido dedicados a modelar en los jóvenes estudiantes, una conciencia definida de su valor en la vida de Veracruz, y de México. Nos hemos solazado en repetirles, las fecundas enseñanzas de ese mexicano extraordinario que es don Jaime Torres Bodet: “No debe servirse a la inteligencia, sin servir a la Humanidad”. Les hemos imbuído la idea de que en la escuela, no los preparamos tan sólo para que después obtengan un título universitario que les garantice un mayor o menor beneficio económico, sino que, los educamos para que luchen en la vida diaria por la consecución de ciertos denominadores comunes de la nacionalidad mexicana: vivir en paz, mejorar el nivel de vida del pueblo, amar la libertad, luchar por la justicia social, por el respeto a nuestra soberanía y por el derecho a creer y pensar con libertad. Le hemos dicho una y mil veces que el único dogma del hombre debe ser la verdad, porque su jurisdicción debe ser el mundo entero, y que todas tienen el derecho irrestricto de circular para que uno pueda aceptarlas, corregirlas o rechazarlas, pues al fin y al cabo el espíritu siempre se abre camino. 

Fieles a esta convicción, hemos propugnado porque la Escuela esté más que nunca vinculada al pueblo de Tuxpan, y a ello se debe que hemos querido convertirla en instrumento de cultura, no solo para sus educandos sino para el público en general. Contamos actualmente con el Ballet Folklórico, con el Conjunto Coral y con un Grupo de Teatro Experimental que año con año, ofrecen actuaciones gratuitas, que con satisfacción y orgullo lo decimos, ha tenido un éxito inusitado. Este es el presente: 

FUTURO: 

Sentimos a conciencia que llega la hora de relevo. La Universidad Veracruzana, que no es un organismo anquilosado, sino una entidad viva y sensible a los requerimientos de los tiempos modernos, dirigida acertadamente por el señor licenciado Fernando García Barna, busca la implantación de nuevos caminos para lograr la elevación técnica, y consecuentemente, la obtención de mejores resultados en las escuelas bajo control. Ello podrá obtenerse a la mayor brevedad, entregando las labores directivas y docentes a personal técnicamente preparado, que inclusive ya está saliendo a sus propias facultades. No tenemos ningún derecho, nosotros los empíricos, a perpetuarnos en los puestos que desempeñamos, si ya existen hombres y mujeres idóneos para relevarnos. Consciente de esta verdad, yo, el primero, dejaré mi lugar para que suceda quien con mejores títulos deba hacerlo. La Escuela Secundaria y de Bachilleres Manuel C. Tello, ha tenido un glorioso pasado, tiene un presente digno y debe tener un futuro esplendoroso.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.