"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

jueves, 25 de octubre de 2018

¡Con aroma y sabor a tradición tuxpeña!

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Desde el 30 de octubre, fecha en la que se instala la tradicional plaza y hasta el 02 de noviembre cuando la gente acude a los panteones para depositar flores en el “Día de Muertos”, se desarrolla la festividad conocida como “Todos Santos”, que representa una costumbre arraigada desde los antepasados, la cual generación tras generación se ha ido heredando y por fortuna es una de las tradiciones que no se han borrado con el paso de los años en Tuxpan. 

Como se acostumbra, la plaza mayor se instala en céntricas calles de la Ciudad, donde los aromas y colorido se mezclan en esta tradición también conocida como “Festividad de los Fieles Difuntos”. 
El olor a copal le da el aroma especial a esta tradición, que combina con el colorido de las flores, naranjas, palmilla, varas, hojas de plátano, calabazas, chiles, chocolate, pan, etc, que no pueden faltar. Ahí se puede encontrar todo lo que se utiliza en los hogares porteños para el altar y la elaboración de tamales, chocolate y dulces típicos. 

También los locatarios del Mercadito “Héroes del 47” cada año colocan su propia plaza para vender los mismos productos que se ofrecen en el tianguis tradicional. 

Al fin y al cabo la competencia es buena porque los beneficiados son los consumidores que tienen dos lugares donde adquirir todo lo relacionado con esta fiesta tradicional que debe perdurar por ser parte de nuestras raíces. 
Tal y como lo describe en un artículo escrito por la Profesora, ROMANA BUSTOS ORTEGA (Ganadora del primer lugar en el V Concurso Nacional Literario "Memorias de El Viejo y La Mar", organizado por la Secretaría de Marina-Armada de México), el XANTOLO en la Huasteca Veracruzana es una festividad que se remonta a los antepasados. 

“La fiesta dedicada a los difuntos comprende todo un ciclo de días significativos que la religión cristiana en la sobreposición impone desde la conquista, las fechas del calendario religioso-cristiano, tratando de diluir la fuerza del calendario prehispánico que comprendía dos importantes veintenas y que al consumarse la transculturación, ahora van en la misma temporalidad pero con nombres de santos cristianos guardando en el fondo la esencia original del mundo prehispánico, de tal modo que: 

El 29 de septiembre día de San Miguel Arcángel se tiene la firme creencia de que se abren las puertas de la región de los muertos, el MICTLAN, lugar de los descarnados. El 18 de octubre día de San Lucas en que se debe ofrendar los frutos recién cortados a todos aquellos difuntos que tuvieron una muerte violenta. 

El 30 de octubre es el día de la plaza, de la flor y de levantar los altares con arcos cubiertos de flor de zempoalxóchitl, mano de león y zimpiterna. Las familias mexicanas se disponen con solemnidad para recibir a sus muertos. 

El 31 de octubre es el día destinado a los muertos chiquitos, a todos aquellos que no alcanzaron la mayoría de edad y que abandonaron la vida terrenal a edad muy temprana. El 1 de noviembre está destinado a los grandes, la mesa de los altares se colma de ofrendas y los arcos lucen los frutos para los muertos. 

El 2 de noviembre las ofrendas muestran las mejores viandas y se hace el intercambio de ofrendas con los vecinos, parientes, compadres, los días XANTOLEROS son de abundancia que sobreviene después de la cosecha, ese mismo día se visita el cementerio con velas y la ofrenda que se comparte con la gente, sobre las tumbas se ponen flores y se quema copal, esa es la costumbre que encierra la creencia, el mito, asumiendo una conducta cargada de misticismo. 

La emoción se manifiesta con la firme creencia de que los muertos vienen, la idea fluye como agua cristalina que brota del venero que yace en el pensamiento de un hibridismo religioso, las familias en Chicontepec cierran este ciclo heredado por los abuelos hasta el 30 de noviembre día de San Andrés en que los altares se quitan, no sin antes poner la última ofrenda con luz y agua, pues los muertos han de regresar a su mansión después de convivir con las familias de aliento vivo emprenden el retorno a la morada de la inmortalidad, EL MICTLAN, residencia final.” 

*** Gracias a la muy estimada maestra y amiga, Romana Bustos Ortega por el antecedente que nos compartió, desde aquí le hacemos llegar un saludo cordial a quien se ha destacado en el género literario, ganando ya un Premio Nacional para orgullo de Tuxpan. 

D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves- . 
“Cada semana un tema diferente”. 

Fotos: Archivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.