"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

lunes, 15 de octubre de 2018

Origen de la tenencia legal de las tierras de Tuxpan (segunda parte)

Por: Salvador Hernández García 
Cronista de la Ciudad 

Continuación...

ART 6. El accionista que quiere enajenar su acción por convenirle así, lo hará saber a la Junta Directiva para ser el correspondiente asiento de traspaso; dicha Junta Directiva en representación de la Compañía tendrá el derecho de preferencia en igualdad de precio, si conviene comprar, no admitiéndose traspaso alguno si no está anotado en el libro correspondiente. 

ART. 7. Todo accionista que reúna dos o más acciones tendrá un voto en las juntas generales y no gozará de más ventajas que las que disfruten los que posean una sola; en caso de liquidación recibirán los accionistas tantas partes cuantas acciones posean. 

ACT. 8. Todos los accionistas tienen derecho a cultivar el terreno que les convenga, siempre y cuando no sea en perjuicio de terceros. 

ART. 9. El terreno que haya sido ocupado por un accionista y abandonado durante un año se considerará libre para ser ocupado por el que le convenga. 

ART. 10. Ningún accionista pagará renta alguna por cortes de madera, ganado, labores, etc. 

ART. 11. Los cortes que se restablezcan por personas que no sean socios, pagarán con arreglo a la tarifa que se formará al efecto. 

ART. 12. Los labradores, accionistas o arrendatarios que se asociaran para cercar en común algún pedazo de terreno propio para la agricultura, no podrán impedir que cualquier otro siembre en dicho terreno, en lugar desocupado, pero tendrán toda la obligación de contribuir al reparo de las cercas; más sí está prohibido a los dueños del ganado mayor y menor, el echarlos dentro del referido cercado, a no ser que los tengan amarrados y siendo responsables de los daños que causen. 

ART. 13. Todo labrador, sea accionista o no, tendrá la obligación de cercar su labor; pero si a pesar de la cerca algún animal penetrase en ella, lo amarrará, y el dueño del animal referido pagará al de la labor el daño que haya ocasionado, siempre que se justifique a juicio de perito, que la cerca estaba en buen estado. 

ART. 14. Se exime a los arrendatarios de ésta Municipalidad el pago de rentas para hacer labores, cortar madera, zacate y bejuco para sus casas, teniendo la obligación de contribuir anualmente a la limpia y conservación de puentes y caminos. Respecto de las labores, la Junta Directiva determinará el terreno que deban cultivar. 

ART. 15. Los padres, hijos o yernos de accionistas, tendrán derecho a vivir en las tierras, si tuviesen labores, cortes o ganado, se sujetarán a lo que previene el artículo anterior. 

ART. 16. El descubridor de cualquier cantera, piedra o minas, tendrá que sujetarse a las leyes sobre la materia. 

ART. 17. La Administración de éstas Haciendas estará a cargo de una Junta Directiva, compuesta por un Director, un Vice-Director, dos Vocales, un Tesorero, un Contador y un Secretario, los que deben ser elegidos anualmente por la Junta General. 

ART. 18. Dicha Directiva deberá presentar a la Junta General al terminar su tiempo, una memoria de los trabajos concluidos y empezados durante su periodo, como también un balance de sus caudales cobrados con la inversión que de ellos e haya hecho. 

ART. 19. A cargo de la misma Junta Directiva estará el arreglo de las diferencias que puedan suscitarse entre los condueños y arrendatarios por las propiedades, desmontes nuevos, agostadores, derechos a canteras, bosques, etc., como también las cuestiones de límites que puedan ocurrir. 

ART. 20. Son obligaciones del Director y Vice-Director, en su caso: presidir las sesiones de la Directiva, citar a las Juntas Generales de accionistas anualmente, de que habla el artículo 17 y las que puedan pedir la misma Junta Directiva o los accionistas para proponer mejoras de utilidad a la Compañía. Vigilar la Administración toda e indicar en las Juntas Generales las modificaciones que la experiencia demuestre ser necesarias para ese objeto. Hacer el remate de las pasturas de dichas haciendas en unión del Contador y el Tesorero. Autorizar los pagos que después de anotados en la Contaduría deba pagar el Tesorero. 

ART. 21. Los vocales estarán obligados a asistir puntualmente a las Juntas que cite el Director; tendrá voz y voto en la Administración General y cuando tengan algún asunto de interés indicarán al Director la necesidad de citarlas. 

ART. 22. El Tesorero tendrá la Caja de la Compañía, ejecutará los cobros que por Reglamento y tarifa le estén señalados, pasando nota a la contaduría para las anotaciones en los libros respectivos. Presentará un Corte de Caja mensual y otro general a que se refiere el Artículo 18, llevando la contabilidad que marca la Ley. 

ART. 23. Es obligación del Contador llevar el libro de acciones y traspasos y los de contabilidad general de la Compañía, sujetándose a lo prevenido en este Reglamento y código de comercio. Dar cuenta a la Directiva mensualmente del movimiento de Caudales que haya habido, poniendo su conformidad a los Cortes de Caja de la Tesorería, la que no podrá hacer pagos sin su aprobación. 

ART. 24. El Secretario está obligado a llevar el libro de accionistas y ayudar al Director en el despacho. 

ART. 25. Para poder desempeñar cualquiera de éstos cargos, es requisito indispensable ser accionista de la Compañía por acciones propias del candidato. 

ART. 26. Los fondos que se reciban cada año se invertirán en la construcción y reparación de puentes en los malos pasos de los caminos públicos y si resultaran sobrantes, la Junta Directiva no podrá disponer de ellos sin previo aviso, acuerdo y consentimiento de la general, pudiendo acordar que se empleen dichos sobrantes en mejoras materiales de esta villa. 

Dado en la Villa de Tuxpan. Abril 13 de 1874. Atentamente: 

Manuel J. Llorente, Antonio Alvarado, Juan Lafforet, Dionisio Arenas, J. M. Sánchez, Diego Salazar, Pedro Carbajal, Manuel Carbajal, Antonia de la Cruz, Agustín Cesáreo, Pedro Mara, María Anastaia, José M. Agueda, Anselmo García, Carlos López, Genaro Silva, Félix Martínez, Cruz Hernández, Lucio Zaleta, Luis Martínez, A. M. Boyd, Anastasio Navarro, Patricio Azuara, Anastasio Morgado, Nicolás M. Olde, Gregorio Sánchez, Ramón Abarca, Juan Rubio, José G. Sedano, J. L. Alexander, J. O. Alexander, Cirilo Hernández, Asunción Cruz, Jesús Portugal, Calixto Domínguez, Justo Navarrete, José M. Cruz, Felipe Cruz, Crispín Reyes, Serapio Mendoza, Próspero Vázquez, J. M. Morales y Compañía, Felipe Sosa, Antonio Bautista, Luis García, Florencio Cortés, José M. Solís, Miguel Rojas, Victoriano Reyes, Exiquio Franco, Quirinio Juárez, José M. Castellanos, Otto M. Messick, Joaquín Castán, Aniceto Navarrete, Trinidad Díaz, Estanislao Carbajal, Anastasio Zavala, Carsi y Compañía, Amparo Manzo, José M. Morales, Diego del Noval, J. de la Fuente, Justo Eckard, Manuel Palacio, M. S. Ofrubachen, A. Bradford, J. E. Connor, Manuel Morales, Olivia Colmenero, Rosalía Peralta, Fernando Chao, Francisco Juncal, Pablo L. Lamar, Francisco Fuentes, Inocencio Reyes, Miguel A. Rosas, Bruno Vicencio, Anastasia Eckard, Isidro Casmorrillo, Gregorio Cortés, Bernardo A. de la Cruz, Francisco Benítez, Trinidad Díaz, Anastasio Zavala, Estanislao Carbajal, Lorenzo Melo, Miguel de la Cruz, Juan Díaz, Reyes Salas, Narciso Reyes. 

En la fecha señalada, (Abril 13 de 1874), la Junta General de Accionistas, en cumplimiento del artículo 17 del Reglamento aprobado, en junta especial de accionistas celebrado en la Iglesia Parroquial de la Villa, eligió como miembros de su Directiva, a los señores Antonio Alvarado, Juan Lafforet, José G. Sedano, Gregorio Sánchez, Manuel Morales, Diego Salazar y Pablo Lamar. 

A partir de entonces y durante los 15 años siguientes, la mencionada Junta Directiva de la Sociedad Anónima, llamada a la sazón “TIERRAS DE TUXPAN”, basada en la vigencia de sus Reglamentos ejerció sus funciones administrativas como legítima representante de los accionistas que estaban reconocidos por todas las Autoridades como los únicos propietarios de las Haciendas. Dicha Junta ejecutaba toda acción inherente al Derecho de Propiedad, entre otras cosas, cediendo parte de los terrenos del Ayuntamiento para el servicio de los vecinos de la Villa y al Gobierno para el establecimiento de Colonias, promoviendo por otra parte el deslinde de las Haciendas y asistiendo al intentado por los colindantes. No resulta ocioso mencionar que a esas alturas –4 de Julio de 1881– por Decreto emitido por la Legislatura del Estado de Veracruz, Tuxpan fue elevado a la categoría de Ciudad, hecho que por otra parte para nada influyó en la situación jurídico-geográfica de las “TIERRAS DE TUXPAN”. 

En tales condiciones y una vez llegando el año de 1890, el ilustre Ayuntamiento de Tuxpan, instigado por el Sr. José G. Sedano, intentó desconocer a la Sociedad Anónima (Las Tierras de Tuxpan) la cual promovió un litigio que duró cerca de 3 años y finalmente en el año de 1983, siendo presidente de la Junta Directiva de la Sociedad el sr. Arturo V. Núñez y Secretario el Sr. Juan P. Morales, tras de tomar en consideración las opiniones de las Autoridades del Cantón, y de las del Gobierno del Estado, optaron por tomar un acuerdo previamente avalado por el vecindario interesado y los condueños, consistiendo éste en terminar con la indivisión de las tierras de las Haciendas, procediéndose a tomar la acción que nombrose: 

APEO, DESLINDE Y AMOJONAMIENTO DE TUXPAN Y SUS EJIDOS. 

SIC: “Al margen 3 estampillas por valor de cincuenta centavos cada una debidamente canceladas.- Una rúbrica.- Ciudadano Juez de Primera Instancia.- Miguel Lazo Morales, Síndico Primero del H. Ayuntamiento de esta Ciudad. En representación de éste cuerpo Honorable, en virtud de la comunicación que adjunto, ante usted en la vía y forma a que más haya lugar en derecho, comparezco manifestando: que en virtud de la transacción celebrada por dicho Ayuntamiento con la Sociedad Anónima de las Haciendas: “ASUNCIÓN” y “SANTIAGO DE LA PEÑA”, quedó determinada la extensión y forma que debe tener el ejido de Esta población, según verá usted por el testimonio que acompaño de esa transición: que ya habiendo terminado de señalarse en el terreno la línea o línea divisorias de ese Ejido con las Haciendas mencionadas, la corporación que represento desea fijar con precisión los puntos limítrofes, verificándose un deslinde y amojonamiento formal del terreno lo que es indispensable para el reparto legal de ese ejido, por lo cual, con fundamento en lo que dispone el artículo 1740 del Código de Procedimientos. A.V. pido que, previa citación del Presidente de la Junta Directiva de la Sociedad Anónima de las Haciendas “ASUNCIÓN” y “SANTIAGO DE LA PEÑA”, que es la única propietaria de los terrenos colindantes, se sirvan fijar día en que deba practicarse el deslinde del Ejido de ésta ciudad.
“Tuxpan, Noviembre 15 de 1893.- M. Lazo Morales. Rúbrica.- Presentado hoy, 16 de Noviembre del mismo año. Doy cuenta al C. Juan Pérez, Secretario. Rúbrica.- Tuxpan, Noviembre 16 de 1893. Téngase por presentado con los documentos que acompaño, como se pide con citación del Presidente de la Junta Directiva de las Haciendas “ASUNCIÓN” Y “SANTIAGO DE LA PEÑA”, se señala para la diligencia del deslinde y Amojonamiento de los terrenos de que se trata el día 19 del actual, a las 9 de la mañana. Notifíquese. El C. Lic. Ismael Iriarte y Drussina, Juez de Primera Instancia del Cantón, lo decretó y firma con el suscrito, el Secretario que da fe: I. Iriarte y Drussina.- Rúbrica. Donaciano Pérez. Secretario. Rúbrica.- En el mismo día 16 de Noviembre del año de 1893.
“En la ciudad de Tuxpan, el día y hora señalados…19 de Noviembre de 1893… reunidos en el cumplimiento del auto que antecede, el suscrito, Juez de Primera Instancia de éste Cantón, Lic. Ismael Iriarte y Drussina; el Presidente de la Sociedad Anónima de las Haciendas “ASUNCIÓN” y “SANTIAGO DE LA PEÑA”, sr. Roberto S. Boyd; el apoderado de la misma sociedad, Lic. Emilio Cervi, el Síndico del Ayuntamiento de ésta cabecera, Sr. Miguel Lazo Morales; el Regidor de los Ejidos, sr. Silverio A. Gutiérrez; el ingeniero de la ciudad, sr. Eduardo Cabeza de Vaca, y el Regidor de la misma corporación, sr. Juan P. Morales, procedieron al deslinde y amojonamiento del ejido de ésta población, cuyo acto verificose de la manera que sigue: 

“Partiendo del centro de la plaza “REGENERACIÓN” (Parque de la Reforma o Benito Juárez) rumbo al Noreste, cuatro mil ciento ochenta metros; desde éste punto hacia el Norte, quinientos ochenta y cinco metros; desde éste punto para el Oeste, cinco mil novecientos doce metros; desde este punto, o sea el ángulo noroeste para el sur, seis mil cuatrocientos noventa y siete metros, veinte centímetros; desde este punto, o sea el ángulo suroeste para el este, cinco mil novecientos doce metros; y desde éste punto, o sea el ángulo del sureste para el norte, cinco mil novecientos doce metros hasta donde se une con la línea noreste referida anteriormente, con un área total de TREINTA Y OCHO MILLONES, CUATROCIENTOS ONCE MIL METROS, CON CUARENTA CENTRÍMETOS CUADRADOS, estando comprendida en esa área el Río Tuxpan que atraviesa el ejido en diferentes direcciones y con diferentes anchuras, haciéndose constar que todos los rumbos a que se hace referencia son astronómicos; estando conformes los interesados, el C. Juez dispuso que se pusieron ocho mojoneras, una en cada uno de los ángulos designados y uno en cada orilla del río por donde corta las brechas respectivas. Con lo cual se dio por terminada la diligencia, quedando levantada la presente acta que fue firmada por los concurrentes con el C. Juez y el Secretario que dan fe, así como que se dio la LEGAL POSESIÓN DE ESTE EJIDO AL AYUNTAMIENTO DE ESTA CIUDAD, debidamente representado por el Síndico Miguel Lazo Morales. I. Iriarte y Drussina. Rúbrica.- M. Lazo Morales. Rúbrica. Roberto S. Boyd, Rúbrica. Eduardo Cabeza de Vaca, Rúbrica. Silverio A. Gutiérrez, Rúbrica. Juan P. Morales, Rúbrica, Emilio Cervi, Rúbrica. Donaciano Pérez, Rúbrica.- Tuxpan, Diciembre 27 de 1893.- Original y para los efectos correspondientes, emítase este expediente al H. Ayuntamiento de esta ciudad.- El C. Juez de Primera Instancia del Cantón, Lic. Ismael Iriarte y Drussina, lo proveyó y firma con el C. Secretario que da Fe: Donaciano Pérez, Secretario. En la misma fecha 27 de Diciembre de 1893.- En catorce fojas útiles se remita este expediente a. H. Ayuntamiento de ésta cabecera, como está mandado previa toma de razón.- Donaciano Pérez, Secretario.”
Así quedó escrito en las páginas de la historia de Tuxpan la zaga que le da cuenta a la presente generación del origen y evolución de la tenencia y propiedad de… LAS TIERRAS DE TUXPAN. 

Quede constancia por otra parte, que el material expuesto proviene de “Noticias Estadísticas del Departamento de Tuxpan” de Eduardo Fagés. Del “Archivo General del Estado de Veracruz”. “Enciclopedia Municipal Veracruzana”. “Historia de Veracruz” de Manuel B. Trens. “Breve Reseña Histórica de Tuxpan”, del libro en borrador de Salvador Hernández García.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Temas Ecológicos

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.