"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

  Ultimas Publicaciones

jueves, 17 de octubre de 2019

¡Con aroma y sabor a tradición tuxpeña!

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Desde el 30 de octubre, fecha en la que se instala la tradicional plaza y hasta el 02 de noviembre cuando la gente acude a los panteones para depositar flores en el “Día de Muertos”, se desarrolla la festividad conocida como “Todos Santos”, que representa una costumbre arraigada desde los antepasados, la cual generación tras generación se ha ido heredando y por fortuna es una de las tradiciones que no se han borrado con el paso de los años en Tuxpan. 

Como se acostumbra, la plaza mayor se instala en céntricas calles de la Ciudad, donde los aromas y colorido se mezclan en esta tradición también conocida como “Festividad de los Fieles Difuntos”. 
El olor a copal le da el aroma especial a esta tradición, que combina con el colorido de las flores, naranjas, palmilla, varas, hojas de plátano, calabazas, chiles, chocolate, pan, etc, que no pueden faltar. Ahí se puede encontrar todo lo que se utiliza en los hogares porteños para el altar y la elaboración de tamales, chocolate y dulces típicos. 

También los locatarios del Mercadito “Héroes del 47” cada año colocan su propia plaza para vender los mismos productos que se ofrecen en el tianguis tradicional. 

Al fin y al cabo la competencia es buena porque los beneficiados son los consumidores que tienen dos lugares donde adquirir todo lo relacionado con esta fiesta tradicional que debe perdurar por ser parte de nuestras raíces. 
Tal y como lo describe en un artículo escrito por la Profesora, ROMANA BUSTOS ORTEGA (Ganadora del primer lugar en el V Concurso Nacional Literario "Memorias de El Viejo y La Mar", organizado por la Secretaría de Marina-Armada de México), el XANTOLO en la Huasteca Veracruzana es una festividad que se remonta a los antepasados. 

“La fiesta dedicada a los difuntos comprende todo un ciclo de días significativos que la religión cristiana en la sobreposición impone desde la conquista, las fechas del calendario religioso-cristiano, tratando de diluir la fuerza del calendario prehispánico que comprendía dos importantes veintenas y que al consumarse la transculturación, ahora van en la misma temporalidad pero con nombres de santos cristianos guardando en el fondo la esencia original del mundo prehispánico, de tal modo que: 

El 29 de septiembre día de San Miguel Arcángel se tiene la firme creencia de que se abren las puertas de la región de los muertos, el MICTLAN, lugar de los descarnados. El 18 de octubre día de San Lucas en que se debe ofrendar los frutos recién cortados a todos aquellos difuntos que tuvieron una muerte violenta. 

El 30 de octubre es el día de la plaza, de la flor y de levantar los altares con arcos cubiertos de flor de zempoalxóchitl, mano de león y zimpiterna. Las familias mexicanas se disponen con solemnidad para recibir a sus muertos. 

El 31 de octubre es el día destinado a los muertos chiquitos, a todos aquellos que no alcanzaron la mayoría de edad y que abandonaron la vida terrenal a edad muy temprana. El 1 de noviembre está destinado a los grandes, la mesa de los altares se colma de ofrendas y los arcos lucen los frutos para los muertos. 

El 2 de noviembre las ofrendas muestran las mejores viandas y se hace el intercambio de ofrendas con los vecinos, parientes, compadres, los días XANTOLEROS son de abundancia que sobreviene después de la cosecha, ese mismo día se visita el cementerio con velas y la ofrenda que se comparte con la gente, sobre las tumbas se ponen flores y se quema copal, esa es la costumbre que encierra la creencia, el mito, asumiendo una conducta cargada de misticismo. 

La emoción se manifiesta con la firme creencia de que los muertos vienen, la idea fluye como agua cristalina que brota del venero que yace en el pensamiento de un hibridismo religioso, las familias en Chicontepec cierran este ciclo heredado por los abuelos hasta el 30 de noviembre día de San Andrés en que los altares se quitan, no sin antes poner la última ofrenda con luz y agua, pues los muertos han de regresar a su mansión después de convivir con las familias de aliento vivo emprenden el retorno a la morada de la inmortalidad, EL MICTLAN, residencia final.” 

*** Gracias a la muy estimada maestra y amiga, Romana Bustos Ortega por el antecedente que nos compartió, desde aquí le hacemos llegar un agradecimiento especial hasta el cielo a quien destacó en el género literario, ganando un Premio Nacional para ¡orgullo! de Tuxpan. La recordamos con profundo aprecio, que Dios ilumine de mucha luz su camino (D.E.P.)...

D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves- . 
“Cada semana un tema diferente”. 

Fotos: Archivo.

miércoles, 16 de octubre de 2019

Agradecimiento

Atendiendo a una cordial invitación por parte del Comandante de la 19 Zona Militar con sede en éste puerto, General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Héctor Aguilar Elizalde, tuve la oportunidad de convivir la mañana del día 9 del presente mes y cambiar impresiones en torno a temas histórico-culturales. Estoy muy agradecido por ésta distinción de que fui objeto, manifestando mi total respeto y disposición hacia dicha institución. 

Atentamente. 
Salvador Hernández García
Cronista de la Ciudad.

lunes, 14 de octubre de 2019

Escuela Cantonal Primaria “Miguel Lerdo de Tejada”

LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN TUXPAN
 ORIGEN DE LA ESCUELA CANTONAL DE INSTRUCCIÓN PRIMARIA 
“MIGUEL LERDO DE TEJADA” AÑO DE 1886

Por: Salvador Hernández García
Cronista de la Ciudad

En el año de 1826. Tuxpan para efectos de estadística geográfica solamente contaba con un simple Villorio del naciente Estado de Puebla, pero no obstante tal condición y como consecuencia de encontrarse bloqueado el Puerto de Veracruz, fue habilitado como Puerto de Altura.

Este hecho por coincidencia marcó el inicio de la Instrucción Pública en ésta Comunidad. Ya que en ese mismo año, el General Miguel Barragán, destacado Masón del Rito Escocés y a la sazón Gobernador del Estado de Veracruz dispuso el establecimiento en Tuxpan de la Sociedad Lancasteriana, rama ésta de la Masonería cuyo propósito era la fundación de escuelas de Enseñanza Primaria Elemental por cooperación.

Sobre éste hecho se hace necesario reiterar que por aquella época Tuxpan pertenecía al Estado de Puebla, pero por razones de ubicación geográfica de vecindad, sostenía un fluido comercio marítimo con el Puerto de Veracruz, y en consecuencia tenía un mayor contacto e identificación con el Puerto de Veracruz que con la propia Ciudad Capital de Puebla.

En su obra “Noticias Estadísticas del Departamento de Tuxpan”, escrita en el año de 1848, su autor el Sr. Eduardo Fagés, sobre el tema de la Instrucción Pública menciona lo siguiente.
La Enseñanza Pública en éstos Pueblos se haya muy descuidada y respectivamente más que en otros del Estado, de aquí proviene que las familias acomodadas y aún aquellas que sólo tienen un modo mediano de subsistir, hacen sacrificios para enviar a sus hijos a puntos distantes en que puedan adquirir alguna instrucción, pero la clase pobre permanece sumida en las más escasa ignorancia. El resto de la población que habita en las rancherías se encuentra en un Estado casi de barbarie”.
De acuerdo con un censo de la época consignado por el citado Señor Fagés en el año de 1849 el ya conformado Partido de Tuxpan estaba integrado por las Municipalidades de Tuxpan como cabecera, y Tamiahua, Temapache y Amatlán. Contaba con una población en conjunto de 17,081 habitantes, pero en tan extensa región sólo existían 9 escuelas que SID. Además de malas por no tener los libros necesarios, ni estar uniformadas en la enseñanza son insuficientes por el crecido número de jóvenes que existen.

Por lo que se refiere a la Municipalidad de Tuxpan, contaba ésta incluyendo a los vecinos de la Villa, con 4,068 habitantes dispersos en sus diez rancherías que eran Cabellos Blancos (Santiago de la Peña), El Ojite, Juana Moza, Juan Lucas, La Laja, El Zapotal, El Higueral, el Palmar, Cazones y la Barra.

Los 2,567 vecinos de la Villa, se avecindaban en 561 casas 494 de embarrado y zacate, 31 de embarrado y teja y 36 de piedra y teja agrupadas en 5 manzanas. De los citados 4,068 habitantes de la municipalidad. 762 eran menores de 18 años y sobre un potencial de 602 jóvenes en edad escolar de ambos sexos, solamente 80 de ellos, todos varones, acudían a recibir los rudimentos de la Enseñanza, corriendo su instrucción a cargo de un solo preceptor que en su caso hacía lo que buenamente podía en locales improvisados, inapropiados y sin domicilio fijo.

Ocurrió que años después un grupo de 583 vecinos encabezados por el Sr. Ignacio Toledano, formalizó la compra-venta de las Haciendas “Asunción” y “Santiago de la Peña” mediante el finiquito de la cantidad de $14,580 y en ese mismo año 1853 en que tuvo lugar éste suceso histórico, mediante un Decreto expedido por el entonces Presidente de la República, General Antonio López de Santa Anna, Tuxpan, junto con todos los Pueblos de su comprensión quedó segregado de Puebla para pasar a formar pate del Estado de Veracruz.

Este importante hecho desde luego que indudablemente influyó decisivamente para que hubiera mayor preocupación por parte del Gobierno del Estado de Veracruz y demás autoridades correspondientes, para fomentar, promover y regularizar la enseñanza pública en los ya para entonces existentes 4 Cantones que habían sido constituidos en el Territorio Norte de la Entidad Veracruzana. ( Tuxpan, Chicontepec, Tantoyuca y Ozuluama) pues siendo Gobernador de Veracruz, Don Francisco Landero y Coss, mediante el Decreto Número 95 de Noviembre 7 de 1874, dispuso que el 5% del Fondo Municipal de Tuxpan fuera destinado para el sostenimiento del Colegio Preparatorio de Tantoyuca. Por esa fecha el vecindario de Tuxpan, encabezado por el Presidente Municipal de la Villa, Sr. José G. Sedano, tomó la iniciativa de establecer en el lugar una Escuela de Instrucción Primaria debidamente constituida que tuviera carácter de permanente.

Un año después, el 5 de Julio de 1875, el mismo Gobernador Veracruzano Landero y Coss, expidió un Decreto al siguiente tenor: 

“Artículo Primero.- Se autoriza al Ayuntamiento de Tuxpan para que con destino a la Instrucción Pública de dicho Municipio, cobre el impuesto de 25 centavos por cada bulto de 8 arrobas que contenga ropa, mercancía, cristalería, drogas y medicinas, y el 12 y ½ centavos que con el mismo peso contengan ferretería, abarrotes y cuales quiera otros efectos que se introduzcan al mismo para consumirse en él”.

Posteriormente, el día 4 de Julio de 1881, a través de la H. Legislatura del Estado de Veracruz, se expidió un Decreto que decía lo siguiente en su Artículo Primero.- “La Villa de Tuxpan queda elevada a la categoría de Ciudad, desde la promulgación de éste Decreto”.
Ese mismo año, en Noviembre 28, la H. Legislatura del Estado mediante la expedición del Decreto Número 106 relativo a Tuxpan, creó un impuesto sobre las fábricas de aguardiente, mesas expendedoras y cantinas ambulantes “que se establezcan en los parajes públicos”.

El Artículo Primero decía lo siguiente:

“Para el sostenimiento de la Instrucción Pública Primaria en el Municipio de Tuxpan, se autoriza a su Ayuntamiento para que cobre un impuesto de 4 43ales a 2 pesos mensuales, según la importancia y las que tengan ese carácter de permanente sin perjuicio de los expresados derechos Municipales, satisfagan el impuesto de uno a dos reales cada vez que se establezcan y según también la importancia de ellos”.
Existiendo esas condiciones y siendo Alcalde por tercera ocasión el Sr. José G. Sedano, en el año de 1886, por mandato del Gobierno del Estado de Veracruz, se establece en Tuxpan con todas las formalidades de Ley. La Escuela Cantonal de Instrucción Primaria Elemental Miguel Lerdo de Tejada, iniciando sus actividades provisionalmente en una sólida construcción de piedra, cal y canto ubicada en la esquina formada por las antiguas calles de Iturbide y Correo Viejo, hoy en día conocidas por sus respectivos nombres de Benito Juárez y Teniente José Azueta, quedando integrado su personal docente en la siguiente forma: Director, maestro Benito Barriobero, Profesores Auxiliares, Señores Antonio Alvarado, Rafael Vargas y Alberto Bello.

A principios del año de 1891, el maestro Benito Barriobero pasó a ejercer su ministerio a la Ciudad de Minatitlán y entrega la Dirección del Plantel al maestro Graciano Valenzuela previamente a ello en el año de 1890 se integra al personal docente de la Escuela Lerdo de Tejada, uno de los 26 alumnos egresados del Primer Curso Normal para Maestros. Su nombre fue José L. Garizurieta, Pepe Gari, como cariñosamente se le llamó a fines del año de 1892 pasó a ocupar la Dirección de la Escuela, iniciándose así la más fecunda etapa de la Educación Primaria en la Historia de Tuxpan, misma que se desarrolló y prolongó por espacio de 26 años, hasta el sensible deceso del ameritado educador y pedagogo, hecho ocurrido el 18 de Agosto de 1918.

Hasta el año de 1903 funcionó dicho Plantel en la Zona donde se ubicaban las llamadas Casas Consistoriales, en una especie de nosocomio que al pasar a establecerse al recién inaugurado Hospital “Benito Juárez”, dio lugar a una serie de reacomodos para las oficinas públicas, quedando destinado el espacio que dicho nosocomio ocupaba para que ahí funcionara la Escuela Cantonal de Instrucción Primaria Elemental “Miguel Lerdo de Tejada”, prolongándose su estancia en tal lugar hasta principios de la segunda década del pasado Siglo XX, ya que en plena época revolucionaria pasó a ubicarse en el número 10 de la calle Genarto Rodríguez, asiento de un adusto galerón originalmente construido con el propósito de albergar en su interior al Hospital Civil Regional.

A título de referencia resulta oportuno añadir que las llamadas “Casas Consistoriales” que por aquella época albergaban la Presidencia Municipal, los Juzgados, la Cárcel y un viejo Mercado, tenían su asiento en donde hoy en día se ubica el Palacio Municipal y la Plaza Cívica. Tales construcciones desaparecieron en el pavoroso incendio ocurrido en el año de 1948.

En un esbozo monográfico de la Escuela mencionada realizado en su época por el ameritado maestro Don Ramón H. Álvarez, lamentablemente perdido en la inundación de 1955, y parcialmente reconstruido (Noviembre 1965) posteriormente por el profesor Ángel Saqui del Ángel, se consigna que en el año de 1903, egresaron del multicitado Plantel los siguientes alumnos:

* José Basáñez,
* Miguel T. Ferrando, 
* Gerardo Echeverría,
* Adalberto Blasco,
* Francisco T. Ferrando,
* José Morales García,
* Miguel Garamendi, 
* Antonio Azuara, 
* Federico Casados,
* Alfredo Méndez,
* José Arredondo,
* Librado Reyes Galindo,
* José Pardenilla, 
* Lucas López y
* Chato Garizurieta.
De igual forma se consignan que en el año de 1905 egresaron los alumnos:

* Raúl Núñez,
* Marino Osorio, 
* Soledad Estévez,
* Catalina de la Huerta,
* José C. Cadena,
* Saúl Villegas,
* Herminio P. Leal,
* José Garizurieta E.
* Ramiro Rangel, 
* Roberto Cadena y varios más.

Manuel C. Tello llegó por primera vez a la Región huasteca, concretamente a Tepetzintla por el año de 1905, lugar donde permaneció por espacio de 5 años, pasando en 1910 a Chontla, lugar que dejó en 1911 para establecerse en Tuxpan a partir del 4 de Octubre de 1911, en donde pasa a ocupar la plaza de Sub-Director de la Escuela “Miguel Lerdo de Tejada” hasta el día 15 de Abril de 1912, posteriormente nombrado Director de esa Escuela.

A partir de entonces y hasta la mitad del pasado Siglo XX se sucedieron en la Dirección del Mencionado Plantel, maestros tales como Francisco Rosas Tenorio, Tomás Gallegos Viñas, Antonio Ramírez Jonguitud y otros ameritados maestros de ambos géneros que lograron conservar el prestigio de la gloriosa Escuela Miguel Lerdo de Tejada. De sus aulas egresaron¬  - entre otros – los alumnos Enrique Rodríguez Cano, Jesús Reyes Heroles, Manuel Maples Arce, José y Julián Adem Chahín , Leonardo Silva Espinosa, Fausto Vega Santander, Germán Fernández Gamundi, Pedro Zapata Vázquez, César Garizurieta Ehrenzweig, Magda Mabarak Pancardo, Victoria Adato Green y numerosos alumnos más quienes en el devenir del tiempo llegaron a destacarse en el panorama Nacional.

El 24 de Abril del año de 1954, a iniciativa de quien fuera uno de sus más distinguidos exalumnos, Enrique Rodríguez Cano, se constituyó el Patronato Pro Construcción del Nuevo Edificio de la Escuela “Miguel Lerdo de Tejada”, quedando integrado el mismo de la siguiente manera: Presidente, Jaime J. Merino; Secretario, Prof. Antonio Ramírez Jonguitud, Tesorero, Dr. Antonio E. Florencia; Director Técnico, Prof. Francisco Rosas Tenorio, Jefe de Compras, Prof. Vitelio Ruiz Gómez, Comisión de Propaganda, Prof. Ángel Saqui del Ángel, Vocales, Dr. Leonardo Silva Espinosa, Carlos Lorenzo Fernández, Manuel Salas Castelán, Telésforo Reyes Chargoy, Francisco P. Deschamps, Leovigildo Bello Santana, José J. Elías, Agripino Zumaya, Álvaro Lorenzo Fernández, Hilario Campos, Ing. Alfonso Zamora Cardenete y Señoritas María del Carmen Maraboto y Guillermina Patiño.

Los trabajos correspondientes se iniciaron el día 2 de Agosto del mismo año de 1954, sobre un terreno ubicado en la esquina que forman las calles Genaro Rodríguez y Mutualismo, el cual fuera asiento antiguo de la “Liga de Comunidades Agrarias”, y que para los efectos del caso fuera permutado por ésta organización campesina y las Autoridades correspondientes, a cambio del viejo edificio que hasta entonces albergara a la Oficina de Rentas del Estado.

La construcción del edificio progresó al ritmo que permitieron las condiciones económicas provenientes de los fondos que se allegó el citado Patronato, pero a principios del año de 1955, en una visita que realizó a Tuxpan el por aquel entonces Presidente de la República, Don Adolfo Ruiz Cortines, en compañía de su Secretario, Señor Don Enrique Rodríguez Cano, tras de visitar el avance de las obras correspondientes y manifestar su complacencia por el estado de las mismas, dispuso una partida especial para apoyar al Patronato y darle cima al proyecto.

El 7 de Julio de 1955 marcó una fecha infausta en la historia de Tuxpan, Ese día falleció en la ciudad de México a los 43 años de edad. Don Enrique Rodríguez Cano, quien desgraciadamente no pudo ver realizado uno de sus más caros anhelos. La construcción definitiva del Edificio que albergaría a su Alma Mater, La Escuela “Miguel Lerdo de Tejada”.

Éste hecho representó por otra parte un rudo golpe para el citado proyecto, pues la obra se paralizó durante cierto tiempo, a inicios de 1956, empero, el Ing. Jaime J. Merino, tomando en consideración el deseo de Don Enrique Rodríguez Cano y del Pueblo de Tuxpan, en un acto de nobleza que le enaltece y cuyo agradecimiento nunca le fue reconocido debidamente, con un alto sentido de responsabilidad, apeló a todos los recursos a su alcance para proseguir los trabajos hasta su conclusión definitiva.

En la placa correspondiente que fuera develada en la ceremonia de inauguración se expresa lo siguiente:

A INICIATIVA DEL SR. DON ENRIQUE RODRÍGUEZ CANO Y DURANTE EL PERIODO PRESIDENCIAL DEL SR. DON ADOLFO RUIZ CORTÍNEZ, FUE CONSTRUIDO CON LA APORTACIÓN DE PETRÓLEOS MEXICANOS Y VARIOS EX ALUMNOS, ESTE NUEVO EDIFICIO PARA LA ESCUELA “MIGUEL LERDO DE TEJADA”, DIRECTOR DE PEMEX. DON ANTONIO J. BERMÚDEZ, CONSTRUCTOR,. ING. JAIME J. MERINO; PROYECTO ING. FRANCISCO RODRÍGUEZ CANO, TUXPAN, DE R. CANO, VER., AÑO DE 1956.
Por otra parte resultaría incompleto éste trabajo si no se consignara en sus textos, algunos de los maestros que durante su tránsito por la Escuela Miguel Lerdo de Tejada dejaron plasmada su huella en las Aulas de dicho Plantel. Vaya para ellos el recuerdo agradecido y sincero de las numerosas generaciones egresadas de dicho Plantel Educativo en el transcurso de sus 130 años de existencia y ellos fueron:

MAESTROS: 

BENITO BARRIOBERO, 
ANTONIO ALVARADO, 
RAFAÉL VARGAS,
ALBERTO TELLO,
JOSÉ L. GARIZURIETA,
GRACIANO VALENZUELA,
MANUEL C. TELLO, 
EZEQUIEL ORTEGA, 
FILIBERTO ROMÁN LIMA,
MARCIANO DIAZ,
FRANCISCO ROSAS TENORIO,
TOMÁS GALLEGOS VIÑAS,
JUAN GARCÍA,
ANTONIO RIVERA,
ELPIDIO VEGA,
VITELIO RUIZ GÓMEZ
TOMÁS GALINDO,
ÁNGEL SAQUI DEL ÁNGEL,
ANTONIO RAMÍREZ JONGUITUD,
FLORA PACHECO VD. DE SILVA,
MARÍA ARMAS,
IDOLINA RANGEL AZUARA,
EUFRASIO ZAMORA CASADOS,
ROSALINO BLANCO MARTÍNEZ,
FEDERICO VIDAL,
MANUEL ZUMAYA HERRERA,
DAVID LARRAÑAGA,
JESÚS M. CARENA,
LUZ MA. BLANCO MARTÍNEZ,
EMILIO DELFÍN,
CAROLINA BARRA GARCÍA,
FRANCISCO ZENIL,
PAULINA HERRERA JUÁREZ,
MARCELINO REYES,
PETRA LARA DEL VALLE,
ANSELMA DEL VALLE, 
ALMA PONCE,
HIPÓLITO VALDEZ,
CONCEPCIÓN ÁLVAREZ,
RAFAEL LEGARRA,
SAMUEL ROBLES,
ELOÍNA MARANTO MELO,
DOMITILA LORENZO,
RAÚL CRESPO, 
PLATÓN ZUMAYA,
JULIO SEGURA,
GASTÓN ZENTENO, 
ADELAIDO MUÑOZ
SÓSTENES GONZÁLEZ,
MIGUEL PÉREZ MORÁN
HERMENEGILDO HERNÁNDEZ,
JOSÉ RANGEL,
ADALBERTO ROSAS CASADOS,
EZEQUIEL ORTEGA

Y muchos pero muchos más ameritados maestros que de momento lamento no recordar sus nombres.

Estos breves apuntes elaborados a grandes rasgos y a vuela máquina, mediante los cuales el suscrito ha intentado destacar los trazos monográficos más notables de los inicios de la Instrucción pública en Tuxpan, han sido destacados con el propósito de honrar la memoria de mi Alma Mater, La Escuela Cantonal de Instrucción Primaria Elemental Miguel Lerdo de Tejada en su 132 Aniversario de su fundación.

Tuxpan de Ayer y Hoy

CONFLUENCIA DE LAS CALLES EMILIANO ZAPATA CON BENITO JUÁREZ. FOTOGRAFÍA TOMADA DE ESTE A OESTE SE IDENTIFICA EN ELLA EL HOTEL PLAZA (SHG).


(1923) EN ESTE ESPACIO SE CONSTRUYÓ DESPUÉS EL PARQUE HIDALGO, HOY EN DÍA DESPLAZADO COMO TRIBUTO A LA URBANIZACIÓN DE LA ZONA. AL FONDO EL “CERRO DE LA ATALAYA” LUCIENDO EL EMBLEMÁTICO TORREÓN QUE LE DIO SU NOMBRE (SHG).

jueves, 10 de octubre de 2019

Escuela “Prof. Manuel C. Tello”: Pionera en la Huasteca Veracruzana

 
VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández.

Desde el 15 de octubre de 1934 que fuera inaugurada en una casa particular número 13 ubicada en la entonces calle Miguel Hidalgo –actualmente avenida Juárez- que prestó de manera altruista para tales efectos el Dr. Zózimo Pérez Castañeda, la Escuela Secundaria y de Bachilleres “Prof. Manuel C. Tello” ha visto pasar muchas generaciones de alumnos, entre los cuales se encuentran tuxpeños ilustres. 

El cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García, dijo en entrevista que su valor además de histórico y en el ámbito educativo es en pocas palabras un símbolo y ejemplo de la gran solidaridad y esfuerzo colectivo de los tuxpeños de aquella época. 

“Independientemente del valor que por sí mismo tuvo el hecho de que fuera el Primer Colegio de enseñanza básica de secundaria en la Huasteca Veracruzana y la forma en que se logró, fue una suma de voluntades de todos los sectores sociales de la comunidad, una idea colectiva en la que todos coincidieron para sacar a flote el proyecto, no se contaba con nada, se partió de cero y sin embargo cuando se realiza la asamblea general a la que fue citado todo el pueblo respondió, por ejemplo los carpinteros pusieron la construcción de los pupitres como cooperación y los comerciantes aportaron la madera”; destacó.
Mención aparte hizo de los profesores que trabajaron un año sin cobrar sueldo para sacar adelante el proyecto del emblemático plantel educativo de Tuxpan, entre quienes se encontraban destacados maestros como Inés Salas Villagómez, Homero Martínez Azuara, Abdón Mabarack Pancardo y el Dr. Zózimo Pérez Castañeda, entre otros. 

“El primer alojamiento que tuvo la escuela fue en una casa prestada y cuando se trató de reunir lo necesario para poder solventar las necesidades inmediatas del plantel como personal, los alumnos inscritos salieron a vender acciones a 10 pesos que el mismo comprador las donaba a favor de la escuela como una manera de cooperar sin tener mayor interés de una ganancia, y así pasaron los primeros años como secundaria, y en el transcurso de esos tres años pusieron la infraestructura básica para hacer la preparatoria, la calidad de los maestros era de primera, porque había un Consejo de padres de familia que eran el tamiz para examinar a los nuevos docentes”; resaltó el entrevistado.
Fue entonces que cita al fundador del referido centro escolar, y subraya la importancia que tiene en la zona norveracruzana. 

“La dirección de la escuela estuvo a cargo del Profesor, Tello que acababa de dejar de ser director de la Escuela ´Miguel Lerdo de Tejada´, y pasó a dirigir la que lleva su nombre, y entonces no solamente es el hecho, fue pionera en toda la zona norte del Primer Colegio de Secundaria y Preparatoria que hubo en la Región”; matizó.
En cuanto a personajes destacados de Tuxpan que han sido egresados de dicha institución, puso especial énfasis en que “se da un hecho muy curioso de la ambivalencia de los dos Colegios más antiguos de Tuxpan, al nivel de primaria la Escuela Cantonal ´Miguel Lerdo de Tejada´ y de la secundaria la Escuela ´Prof. Manuel C. Tello´, y por ahí pasó Enrique Rodríguez Cano, Jesús Reyes Heroles, los hermanos Julián y José Adem, el cardiólogo Abdo Bisteni Chahin, Fausto Vega Santander, Adrián Villagómez, Pericles Namorado Urrutia, después el poeta José Luis Rivas, Victoria de Ibarra que fue Ministro de la Suprema Corte, Demetrio Ruiz Malerva, Miguel Basáñez Ebergengy tantas gentes que se pueden citar, todo ellos pasaron por las aulas de esa escuela, entonces ha sido la que ha forjado esas personas distinguidas de la localidad”. 

Finalizó diciendo que “no solamente se trata de conmemorar cuando se puso las estructuras básicas de la escuela, sino la importancia que ha tenido, ya que antes los que egresaban de la Escuela Cantonal se veían obligados a quedarse aquí porque no había fondos para mandarlos a estudiar fuera, para poder salir a Xalapa o la Ciudad de México que era donde estaban las escuelas de enseñanza media había que navegar, en barco a Veracruz y de ahí en ferrocarril a México, o irse a Tampico navegando por el canal interior de navegación e irse en ferrocarril a México, por eso cada Aniversario merece un reconocimiento ante el peso de sus orígenes que fue de participación ciudadana desinteresada”.
Cabe mencionar que la Escuela “Prof. Manuel C. Tello” se inaugura hace 85 años con el comienzo de un curso transitorio, siendo el fundador y director vitalicio quien lleva su nombre, por lo que en esta fecha tan importante se acostumbra un acto conmemorativo en la instalaciones del multicitado centro escolar.
Los CC. Dr. Manuel Suárez y Prof. Manuel C. Tello, jefe del Departamento Universitario del Estado y el director de la Escuela Secundaria y Preparatoria que lleva su nombre, respectivamente, con un grupo de amigos que fueron a recibirlos al entonces campo aéreo de Tuxpan.
*** Fue el Primer Colegio de Secundaria y Preparatoria en Tuxpan, gracias a la participación ciudadana desinteresada, y el primer alojamiento que tuvo la escuela fue en una casa prestada, profesores trabajaron un año sin cobrar sueldo para sacar adelante el proyecto del emblemático plantel educativo, destaca el cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García, sobre esta gran institución educativa de la cual egresaron ilustres tuxpeños…

¡Gracias por el favor de su atención!
D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
“Cada semana un tema diferente”.

lunes, 7 de octubre de 2019

Comentario sobre el libro: "Un día como hoy en el Tuxpan del Ayer"

Tuxpan de Ayer y Hoy

FOTO SUPERIOR ASPECTO QUE OFRECE EL PRINCIPIO DE LA CALLE J. M. MORELOS DURANTE LA INUNDACIÓN DE 1940, SE OBSERVA EL HOTEL PEREDA A L...

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.