"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

jueves, 14 de febrero de 2019

El valor de la AMISTAD…

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Porque la ocasión lo amerita, ésta vez quiero compartirles algunas vivencias personales, sin pasar por alto mi sincera felicitación en general a todos los amigos que hacen el favor de leerme hoy que es el “Día de la Amistad” -amén del Amor-

Muchas interpretaciones podrá haber sobre la AMISTAD, respetables desde luego los conceptos que cada quien tenga al respecto, en lo particular ésta palabra de siete letras encierra un alto valor y un sentido en la vida. 

“Los amigos son los hermanos o la familia que uno elige”, con ellos compartimos momentos muy emotivos, pero también aquellos instantes en los que las dificultades aparecen, “son luz en nuestro camino”, iluminan con su apoyo, consejos y puntos de vista ese peregrinar que a veces suele tener su complejidad, bien sea por problemas de salud, situaciones familiares o personales que conllevan a alejarnos de una realidad placentera. 

Los amigos nos dan sol en los días nublados, nos hacen bien, nos ayudan a levantarnos, ven en tu rostro la preocupación porque te conocen bien, hay confianza para pensar en voz alta y siempre encontraras sinceridad en sus palabras. Con ellos se comparten las alegrías, triunfos y a veces fracasos, la verdadera amistad perdura a través del tiempo y pese a la distancia.

“Esta parte de mi vida, este pequeño momento de mi vida lo llamo felicidad”, frase de Will Smith en la película: “En busca de la felicidad”, que tiene relación con los obstáculos a los que hay que enfrentarse en la vida para alcanzar esa hermosa experiencia, la lucha y tenacidad para superarlos, y qué mejor que la compañía y apoyo de los amigos para lograrlo. 

En realidad no es necesaria la presencia física, la comunicación de mil formas se puede lograr para manifestar presencia y respaldo, así es, la distancia no impide tener una gran AMISTAD. 

Y justamente les voy a contar una grata experiencia, son las satisfacciones del quehacer periodístico, los motivos que me hacen voltear hacia el cielo y dar las gracias con el corazón en la mano por estas bendiciones. 

Desde hace más de 10 años el periodismo me llevó a entablar contacto con una excelente amiga, quien desde que me leyó por primera vez ha seguido puntualmente lo que escribo en cada espacio, cambió de residencia (Ciudad) en varias ocasiones y su apoyo ha estado presente gracias a los avances digitales (Internet); vivió primero en Poza Rica y hoy día anda por Orizaba, pero desde aquellos años me ha seguido, ahora en mis nuevos proyectos, brindándome no sólo sus atinados comentarios en las redes sociales, sino que a través de ello surgió una gran amistad hasta nuestros días, la cual valoro mucho, motivo por el cual comparto estas líneas. 

Ella sabe que éste comentario lleva implícito el enorme aprecio que le tengo, por su firme apoyo, lealtad y sincera amistad, que cuando la comparto pareciera una historia de “fantasía”, porque todavía no logramos coincidir en un emotivo encuentro de amigos, platicar para tomarnos la foto y manifestarle mi profundo agradecimiento, pero no es así, sé que está ahí en este momento, leyendo la Columna "Variedades", pues así me lo ha hecho saber en reiteradas ocasiones, eso es un gran aliciente y motivo de gratitud. 

“¡Qué maravilla Goyo, qué maravilla!”, expresión del extraordinario cantante, Alberto Cortez en una de sus grandes canciones. 

Te abrazo a la distancia, amiga Rossy, mi sincera amistad hoy y siempre. 

Desafortunadamente, no todos los momentos con los amigos son tan agradables como quisiéramos, pues en aquellos años cuando estudiaba la Secundaria, conocí a un gran amigo, qué digo amigo, un hermano, su respaldo estuvo siempre ahí, en una de las mejores etapas escolares para muchos de nosotros. 

La vida nos hace malas jugadas, y cuando éste servidor sufrió un repentino accidente, Miguel Osvaldo estuvo al tanto de la evolución de mi estado de salud que era delicado, y fue mi apoyo en la etapa de recuperación. 

Hoy sé de su llanto al ver a su amigo hospitalizado y en una situación difícil, me conmueve y me llena de tristeza, como el apoyo de otros muchos amigos secundarianos que recuerdo con cariño. 

Y quién lo iba a decir, hace tiempo se dio ese reencuentro de amigos, Osvaldo -abogado de profesión- como solía hacerlo insistió en la superación académica (estudiar una Maestría como él lo hizo), compartimos fotos del recuerdo de aquellas experiencias inolvidables en la Secundaria, nos saludamos, platicamos, lo llevé a su casa, pero nunca hubiera imaginado que sería “el último adiós”, y que habría de regresar por ese mismo camino, pero en circunstancias totalmente diferentes. Dios nos dio la oportunidad de despedirnos.

Mi amigo falleció hace algunos días, ante la sorpresa nuestra y de su familia, no podía creerlo, pero esa es la realidad que nos supera en entendimiento. 

Y como era de esperarse, su pérdida causó mucho dolor en todos sus seres queridos y amistades, a quienes desde aquí enviamos un abrazo solidario. 

Descansa en paz mi buen amigo, un gran ser humano, noble, protector y apoyador en todo momento, a quien siempre recordaré con gran aprecio. 

Mi eterna gratitud por tu amistad. 
Hay otros grandes amigos que hoy en esta fecha tan especial recuerdo con gran cariño, admiración y respeto, quienes se adelantaron en el viaje sin retorno, de los que ya he hablado en su oportunidad -en esta misma Columna-. Me refiero por supuesto a mi entrañable amigo, David Vargas Camargo, así como al Profe. José Santa Rosa Sosa Meza, y a la amiga, Lulica Maya, entre otros, (Q.E.P.D.). 

Mención aparte para mi Padre y también Amigo, a casi dos años de su dolorosa partida, mi maestro y ejemplo en la vida, para quien sólo puedo tener palabras de gratitud, por su inquebrantable apoyo cuando más lo necesitaba. Cumpliste tu misión en la tierra, descansa en paz, te quiero y te extraño. 

Así son las decisiones de Dios, ya nos reencontraremos en nuestro tiempo para abrazarnos fraternalmente cuando el Señor nos llame, pues hay algo que es indestructible en ésta y todas las vidas, la AMISTAD cuando es verdadera. 

Dicen que la mejor forma de recordar a un gran amigo es por su sonrisa y los momentos compartidos, y son efectivamente esos recuerdos imborrables los que hacen que vivir sea una hermosa ocasión especial. 

Y es que a través de los años, la vida nos pone en el camino a esos “Angeles”, amigos que se convierten en parte importante de nuestra existencia, unos parten, otros llegan, pero cada quien ocupa un lugar muy especial en el corazón, bien lo dice el cantautor y poeta argentino, Alberto Cortez en su canción: “Cuando un Amigo se va”




Y también les comparto otra extraordinaria canción: "Amigo" de Roberto Carlos.


*** Apreciables lectores y amigos les hago llegar un abrazo con todo mi afecto en éste día, y a aquellos que se encuentran delicados de salud, mis mejores deseos para que con el favor de Dios logren su pronta recuperación, bendiciones para Ustedes y sus apreciables familias. ¡Feliz Día del Amor y la Amistad!... 

¡Gracias por el favor de su atención! 
D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
“Cada semana un tema diferente”.
(Foto y Vídeos: Internet)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentario sobre el libro: "Un día como hoy en el Tuxpan del Ayer"

Tuxpan de Ayer y Hoy

CONFLUENCIA DE LAS CALLES EMILIANO ZAPATA CON BENITO JUÁREZ. FOTOGRAFÍA TOMADA DE ESTE A OESTE SE IDENTIFICA EN ELLA EL HOTEL PLAZA (SHG)...

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.