"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

jueves, 14 de marzo de 2019

Cuando había Tren en Tuxpan…

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Qué bella época debió haber sido aquella cuando por Tuxpan circulaba un trenecito, pues aunque no tenía una ruta nacional, sí debió ser toda una experiencia vivencial para los pasajeros, además de apreciar su funcionamiento y transportación de carga. 

“En 1953 la vía que se hizo era de 82 kilómetros, en la época del presidente de la República, Adolfo Ruiz Cortines, de aquí a La Guadalupe”; recuerda el cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García, detallando que a la altura del Campo de la Sahop estaba el taller y la llamada casa redonda para el retorno de la máquina (como se muestra en la gráfica anexa), mientras que en La Guadalupe había una terminal, la empresa SCOP manejaba en ese entonces los ferrocarriles. 
Eran los tiempos de Don Enrique Rodríguez Cano como secretario de la Presidencia de la República, cuando se impulsaron grandes obras como es la remodelación del Aeropuerto “Fausto Vega Santander”, el dragado permanente del río y las escolleras en la playa, entre otras; agregó Hernández García. 

Justamente las rocas para las escolleras -explicó- que fueron traídas a Tuxpan a través del tren en góndolas, piedra negra volcánica extraída de los cerros desde Honey, Puebla -Región de Huauchinango-. 

En él también se llevaba agua a poblaciones de Hidalgo o se transportaban mercancías para las tiendas de SEIMSA que después se convertirían en las CONASUPO, en esos tiempos tiendas rodantes donde la gente acudía a realizar sus compras; según narra el cronista de Tuxpan. 

El proyecto del tren era de unir un ramal hacia Tampico y hacia el otro extremo subir rumbo a Tulancingo, hacer una ruta con conexiones que hubieran sido de gran beneficio para este puerto; sin embargo, no prosperó, y hoy sólo quedan los recuerdos de aquella legendaria vía. 

“Unir y servir” era el lema del tren, época en la que establecía y operaba Ferrocarriles Nacionales de México una serie de Rutas de gran importancia para el país, algunas de las cuales sobreviven hasta nuestros días, era el auge de un servicio económico, el más barato después del fluvial. 
Hasta la fecha en otras partes del Estado como el Puerto de Veracruz, Tierra Blanca, Córdoba, Orizaba y Coatzacoalcos todavía se puede apreciar este importante medio de transporte llevando toneladas de carga hacia el centro del país, aunque también ha sido el transporte “improvisado” para algunos Centroamericanos que utilizan el tren también conocido como “La Bestia” para cruzar territorio mexicano e ir en busca del Sueño Americano, desde la frontera Sur -Estados vecinos de Chiapas, Tabasco y Oaxaca- con rumbo hacia el Estado de México en la conocida como Ruta del Migrante. 

En otros Estados como Chihuahua tuvieron la genial idea de hacer un “Tren Turístico” llamado “Chepe” donde se puede viajar con todos los servicios a bordo, recorriendo la Sierra Tarahumara y toda una ruta extraordinaria llena de paisajes y con una gran diversidad cultural que tiene como destino final Los Mochis y viceversa, con tiempo aproximado de unas 15 horas de viaje, saliendo desde las 6 de la mañana hasta las 9 de la noche, con ascenso y descenso de pasaje en los principales puntos turísticos, además de la parada en la estación del Divisadero para admirar las impresionantes Barrancas del Cobre. 

En otros puntos de la República Mexicana como Puebla existe el “Museo Nacional del Ferrocarril”, donde se puede viajar a través del tiempo y subirse a un vagón, ver de cerca las máquinas locomotoras gigantes u observar documentos y fotos históricas. 

Y también en Puebla se puso en marcha otro tipo de proyecto de impulso turístico en un recorrido corto que va de la Ciudad hacia el municipio de Cholula y viceversa, un “Tren Turístico” más moderno, ligero y rápido pero conservando ese atractivo de viajar en el ferrocarril como una experiencia inolvidable que se aprecia en varias películas de la época de oro del cine mexicano. En este caso se trata ya de un tren de tipo tren-tram de última generación que conecta la zona del Centro Histórico de Puebla con la zona Arqueológica de Cholula, en un tiempo aproximado de recorrido de 40 minutos. 

*** Aquí en Tuxpan el Tren como medio de transporte de carga no deja de ser una necesidad y desde luego que también podría convertirse en un nuevo atractivo turístico como alguna vez se llegó a considerar, pues aunque ya con el mejoramiento de vías de comunicación como es el Corredor México- Tuxpan con conexión al Arco Norte el puerto ha ido “despegando” por ser el “más cercano al Valle de México” y al ofrecer servicios portuarios competitivos, otros puertos como Veracruz siguen aventajando con el servicio ferroviario, independientemente del marítimo y terrestre. Al menos en fotos quedan los recuerdos de aquella época en que el trenecito tradicional era parte de las postales del Tuxpan de Ayer. 

D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
“Cada semana un tema diferente”. 


Foto: Archivo del Cronista de la Ciudad, Salvador Hernández García.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tuxpan de Ayer y Hoy

LA MISMA CÉNTRICA ZONA CUYA FOTO FUE TOMADA DESDE EL LADO OPUESTO, ES DECIR, DE OESTE A ESTE. ES FÁCIL IDENTIFICAR EN ELLA EL EDIFICIO DE...

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.