"Una ventana abierta a la historia y cultura de Tuxpan, Ver."

jueves, 8 de agosto de 2019

Tuxpeña destaca y se gradúa en la “Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba”…

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Fue alumna de la Escuela Primaria “Enrique C. Rébsamen”, de la Secundaria Federal número uno “Emiliano Zapata” y egresada del CONALEP plantel Tuxpan -en la especialidad de Enfermería-, Zaire Nayeli Azamar Martínez, hace apenas unos días regresó a Tuxpan, tras 7 años de estudiar en la “Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba”, recién graduada (9 de julio 2019), y sólo en espera de su Cédula Profesional. 

En 2012 cuando tenía 19 años de edad y haciendo el gran sacrificio de alejarse de su familia, que le costó varios días de lágrimas al extrañar mucho a sus seres queridos y adaptarse a un entorno diferente, no dejó ir la oportunidad de estudiar en el extranjero, gracias a una beca, partiendo desde este puerto con la gran ilusión de estudiar medicina en la Isla Caribeña. 

“Comencé en 2012 la carrera con una beca que me fue otorgada por el gobierno cubano, por mi buen promedio, estudié enfermería en el CONALEP, lo cual me sirvió mucho, la base de la medicina”; expresó, visiblemente emocionada al regresar a su Ciudad natal, donde estará por un tiempo breve, para posteriormente trasladarse a República Dominicana, y de ser posible continuar con estudios de la Especialidad. 
“Fue muy complicado porque la cultura en Cuba y el sistema de educación es muy distinto, algo más difícil a lo que estaba acostumbrada, pero gracias a Dios me adapté rápido y pude lograr mi meta, fueron 7 años, los primeros fueron muy complicados por la cultura, comida, estilo de vida, todo era muy distinto, pero el gobierno y el pueblo cubano nos brindaron mucha solidaridad y comprensión, y fue una bonita experiencia”; agregó. 
Su sacrificio más grande fue vivir lejos de su familia, siendo muy complicado comunicarse, debido a las restricciones en Cuba. 
“Me fui cuando tenía 19 años, y sí fue muy difícil porque nunca me había ido de mi casa, llegar a otro país sola, y donde no conoces a nadie, donde te encuentras a personas que hablan diferentes idiomas, fue muy difícil, la comunicación con mi familia era complicada porque en Cuba bloqueado por Estados Unidos, país socialista, donde la comunicación está muy limitada, en aquel tiempo en 2012 cuando llegué, una hora de internet costaba 200 pesos mexicanos, equivalente a 10 dólares cubanos, y hacer una llamada por teléfono era casi imposible, porque no te daban acceso a tener una línea -chip- cubano hasta que te volvieras residente, ya cuando me volví residente cubana pude tener una línea pero aun así se me dificultaba mucho por los costos, era demasiado caro, un minuto salía en aproximadamente 50 pesos mexicanos, hoy en día ya ha mejorado mucha la comunicación, una hora de internet ya cuesta 20 pesos mexicanos, a partir de 2016 mejoró un poco”. 
Una joven tuxpeña que destacó en la Facultad de Medicina en Cuba con las notas más altas, llegando a ser Monitora en varias materias como Anatomía, para lo cual fueron fundamentales sus estudios de Enfermería, adquiridos en el CONALEP 165 (Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica) “Lic. Jesús Reyes Heroles”, que se ubica en la congregación de Santiago de la Peña. 

“Estábamos aproximadamente 35 extranjeros en mi Facultad, de todos ellos yo fui la nota más alta, nos graduamos 500 médicos de 84 países, todos estaban dispersos en los diferentes Estados de Cuba”; subrayó. 
Ante la excelente calidad educativa en Cuba, expuso que los retos académicos fueron altos, pero puso todo su empeño para lograrlo. 

“Al inicio, cuando comenzamos con la base de la medicina si fue algo difícil porque te exigen demasiado, cuando no tienes un promedio por encima de 90 que es lo que exigen ellos, no logras entrar a la carrera. Al principio haces un curso de 8 meses en el cual tienes que obtener una nota por encima de 90, de las ciencias básicas, después si eres apto comienzas el primer año de la carrera. El primero y segundo año fue la base de la medicina, y con mis estudios de enfermería ya tenía conocimientos sobre eso, pero a partir del tercer año, ya cuando comienzas a relacionarte con los pacientes, a estar en un ámbito hospitalario, eso sí es complicado porque desde ese año que ya eres prácticamente un médico, nosotros teníamos que ver a los pacientes, que evolucionar, nos hacían pases de visita, todos los días nos daban docencia, es en un hospital a partir del tercer año, no es en las escuelas, conforme avanzas vas adquiriendo más nivel y más difícil, las materias cada vez más complicadas, en cada materia nos ponían examen práctico frente a un paciente y examen teórico, sino lograbas pasar una materia te quedabas en ese año y te daban la oportunidad de repetirlo, afortunadamente no fue mi caso, pero hubo compañeros que repitieron o los dieron de baja porque no eran aptos para continuar estudiando”. 
Al lograr trascender, comparte con gusto su experiencia y desea hacerlo incluso a través de pláticas o conferencias más adelante. Por tanto, a los jóvenes tuxpeños que anhelan estudiar en el extranjero, les envió un mensaje: 

“Que luchen por sus sueños, yo de verdad desde pequeña tenía el sueño de ser médico, afortunadamente lo logré, y fue una gran oportunidad la que me dieron, el pueblo cubano y el comandante Fidel Castro al cual le estoy muy agradecida, y los que tienen esa visión que sigan adelante, todo se puede lograr en ésta vida con mucho empeño y esfuerzo”. 
Narró cómo se entera de la beca y logra el apoyo para irse a estudiar a Cuba. 

“En el tiempo que me dieron la beca estaba de presidente municipal, Alberto Silva Ramos, él hizo pública la existencia de esa beca, muchos estudiantes acudieron a la presidencia a dejar sus papeles con el deseo de obtenerla, éramos aproximadamente 40 aspirantes y decidieron elegir por el promedio más alto”. 
Resaltó las relaciones entre Cuba y México en el ámbito educativo -especialmente en Medicina-, al tiempo de expresar su agradecimiento a los gobiernos de ambos países. 

“El gobierno mexicano nos apoyó mucho, con una beca mensual, que era de gran ayuda a todos los estudiantes mexicanos que estábamos allá, por el momento eso ya se acabó, ya no hay más generaciones, las becas se terminaron, desafortunadamente se acabó el proyecto de la ‘Escuela Latinoamericana de Medicina’, pero bueno, probablemente los gobiernos continúen teniendo convenios”. 
Por último, sobre sus proyectos a futuro, dijo que desea seguirse preparando. 

“Mi Plan es hacer una Especialidad, me gusta Terapia Intensiva, de hecho fui alumna ayudante en Cuba, porque me gusta y quisiera intentar estudiarlo ahora”. 
Excelente que jóvenes tuxpeños trasciendan en el ámbito educativo, definitivamente son un gran ejemplo, y fuente de motivación para que cada vez sean más los estudiantes destacados oriundos de Tuxpan, “semillero” de talentos en el deporte, la cultura y educación… 

*** ¡Felicitaciones Zaire!, un ejemplo de constancia, dedicación y esfuerzo, pusiste en alto el nombre de Tuxpan. Qué orgullo para toda tu familia y amigos, te saludamos desde aquí, y éxito en tus proyectos en República Dominicana. ¡Enhorabuena!. 

*** Un agradecimiento especial a nuestra gran amiga periodista, Mayra Rojas, por ser el enlace con la entrevistada, y así lograr ésta edición de “Variedades”… 

¡Gracias por el favor de su atención! 
D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega -jueves-. 
“Cada semana un tema diferente”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentario sobre el libro: "Un día como hoy en el Tuxpan del Ayer"

Tuxpan de Ayer y Hoy

CONFLUENCIA DE LAS CALLES EMILIANO ZAPATA CON BENITO JUÁREZ. FOTOGRAFÍA TOMADA DE ESTE A OESTE SE IDENTIFICA EN ELLA EL HOTEL PLAZA (SHG)...

¡Bienvenidos!

Este es un sitio web de carácter informativo, donde el Cronista de la Ciudad y Puerto de Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz, realiza publicaciones sobre sus distintas actividades, así como las del Consejo de la Crónica Municipal, además de abordar diversos temas de interés general, particularmente sobre los orígenes de Tuxpan, aunado a los artículos de opinión y colaboraciones que contribuyen a preservar y engrandecer el acervo cultural e histórico de Tuxpan, así como difundirlo y arraigarlo entre las nuevas generaciones.